Para que un equipo sea verdaderamente campeón debe ganar partidos como el vivido hoy en el Air Canada Center. Y para que un jugador se convierta en leyenda -y discúlpenme la próxima expresión - los debe tener bien puestos como esta noche los tuvo el vigente MVP de la NBA. Stephen Curry dio otro recital para salvar a los Golden State Warriors (GSW) de las garras de los Toronto Raptors (TR), liderados por un increíble Kyle Lowry, y llevar al conjunto californiano hasta una cota jamás alcanzada por ningún equipo de las cuatro Major Leagues de Estados Unidos y Canadá (NBA, MLB, NFL y NHL): iniciar una temporada con un balance de 21-0.

Los GS ganaron 112-109 a los TR en un duelo que para el amante del #Baloncesto siempre será digno de mención.

Anuncios
Anuncios

En la cancha, dos filosofías de juego marcadamente ofensivas y basadas eminentemente en lo colectivo por encima de las individualidades, aunque evidentemente éstas últimas resulten determinantes cuando se llaman Stephen Curry o Kyle Lowry y ambos cuenten en su haber con más de 40 puntos en la noche de hoy. Y en el caso concreto del base warrior siendo ésta la séptima vez que lo consigue en esta misma temporada (en 21 partidos de los GS).

Ambos conjuntos tuvieron un acierto en el tiro descomunal: GS 47.9% - TR 44%. Si desmenuzamos las estadísticas de lanzamiento, encontramos dos factores importantes que explican la igualdad del encuentro. Los californianos anotaron un sobrehumano 16-30 en triples (53.3%), mientras que los de Canadá computaron un buen 8-20 (40%) en esa misma faceta. Sin embargo, los GS desperdiciaron hasta diez tiros libres (26-36), cosa que les impidió alejarse más en el marcador y que los TR pudieran remontar a lo largo del partido.

Anuncios

Además cabe destacar la intensa defensa colectiva que los locales ejercieron durante los 48 minutos de juego, gracias a la cual robaron hasta 9 balones por solo 2 de los GS.

Kyle Lowry (41P 3R 7A 4Ro) mantuvo la esperanza en el Air Canada Center hasta el último suspiro. Su 6/10 en triples masacró el aro de unos GS poco habituados a recibir de su propia medicina.

No obstante, por si les pareciera ya un dato bárbaro, de los practicantes a los ya doctorados hay un trecho importante y los Splash Brothers supieron responder al base de los TR: Klay Thompson (26P 4R) contribuyó a la victoria con un mejorado 6/9 en tiros de tres, mientras que el killer de los killers, Stephen Curry (44P 2R 7A), computó un... ¡9 de 15 en triples!

Importantes fueron hoy también los escuderos de Curry y de Lowry. Por los californianos, aparte de K. Thompson, Draymond Green (16P 9R 6A) y Festus Ezeli (8P 10R) volvieron dar otro clínic de lo que supone trabajar duro para el equipo y además seguir aportando en anotación.

Anuncios

Por los canadienses, destacaron DeMar DeRozan (16P 3R 5A) y los pívots Lucas Nogueira (14P 4R 3A) y el exbaskonista Luis Scola (10P 4R 2A).

El encuentro se decidió en un último minuto eterno, después que Curry remontara la ligera desventaja de los californianos con un par de triples tan tranquilamente. Con máxima igualdad en el marcador, finalmente los GS consiguieron la victoria en los tiros libres y pusieron el 112-109 definitivo.

Mañana podría llegar para los GSW la victoria número 22 ante los Brooklyn Nets, mientras que el Lunes día 7 los TR se enfrentan a Los Ángeles Lakers de Kobe Bryant.