Rivalidad máxima. Betis y Sevilla vuelven a cruzar sus caminos en Primera División, después de la estancia durante un año de los verdiblancos en la categoría de plata del #Fútbol español. La ciudad espera ansiosa el derbi como regalo de Navidad (sábado, 20:30 horas), despertando sensaciones muy diferentes a las de cualquier otro partido. En este tipo de encuentros no hay favorito, no cuenta quién está más arriba en la clasificación o quién tiene mejores jugadores. La garra y el coraje se convierten, así, en los principales protagonistas de un choque que se vislumbra muy equilibrado.

Y es que béticos y sevillistas llegan al encuentro en un momento de la temporada muy similar.

Anuncios
Anuncios

Ninguno de los dos consigue la racha victoriosa deseada, y de hecho, ambos conjuntos están a la par en la tabla clasificatoria. El Sevilla, con 22 puntos, es séptimo, mientras que el Betis, décimo primero, sólo se encuentra a tres puntos de su eterno rival.  “Los 22 puntos supondrían que hemos ganado el derbi y eso para nosotros sería magnífico. El Sevilla es un muy buen equipo, no hace falta que yo diga ahora cómo es y su pasado reciente. Pero nosotros somos el Betis y jugamos contra nuestro mayor enemigo”, aclaró en rueda de prensa Pepe Mel, entrenador bético. 

El Sevilla no pierde en el Villamarín desde hace 9 años

Al Sevilla se le dan bien los derbis a domicilio y se nota. Desde hace 30 años, los nervionenses han acumulado un total de 10 victorias, 10 empates y tan solo 4 derrotas. De hecho, no pierden en el Benito Villamarín desde la temporada 2006-07, cuando el Betis ganó por 2-1.

Anuncios

Cabe destacar que en el último derbi jugado en Primera entre ambos, en la temporada 2013-14, el Sevilla también ganó a los de Mel: 0-2, con sendos goles de Kevin Gameiro. En este sentido, “el partido ante el Betis supone tres puntos importantes. En un derbi se generan más expectativas, hay una responsabilidad grande, tenemos ilusión y transmitimos que queremos lo mejor”, destacó Unai Emery, técnico rojiblanco. 

Dudas en ambos equipos

Los nervionenses, que necesitan el triunfo para auparse a los puestos europeos, se presentarán en Heliópolis con su equipo de gala, a excepción de los lesionados de larga duración (Pareja, Beto y Andreolli). José Antonio Reyes, que salió tocado del partido de Copa del Rey ante el Logroñés, presumiblemente se recuperará a tiempo, pues sólo sufre un fuerte golpe en su rodilla. Además, no quiere perderse bajo ningún concepto su “partido favorito” de la temporada.

Por su parte, el Betis cuenta con algunas dudas también para el choque, como las del portero Adán, Joaquín o Piccini, todos con molestias musculares, a los que se une la baja segura de Didier Digard, que sufre una rotura en el bíceps femoral de su pierna izquierda. Quien sí estará seguro será Rubén Castro, goleador bético, y a quien el Sevilla debe vigilar sobremanera.

Anuncios

Dejando a un lado las posibles alineaciones, Betis y Sevilla desean como nunca la victoria ante su máximo rival, lo que les proporcionaría, sin duda alguna, una dulce y mágica Navidad. Como adelanto, el regalo del derbi ya ha regresado de nuevo… #Liga #Deportes Sevilla