Durante esta madrugada, y tras los graves atentados sucedidos en París en la noche del viernes, el Gobierno de Bélgica ha decidido elevar el nivel de alerta terrorista en el país de 2 a 3, por lo que queda suspendido el partido que esta tarde iban a disputar las selecciones de España y Bélgica.

En este sentido, el Ministerio de Interior belga da un paso atrás a su primera decisión de mantener la alerta 2, llamando a la “calma y serenidad” de la población; sin embargo, con el paso de los días, y tras una reunión del Centro de Crisis, actualmente “hay una amenaza creíble y potencialmente inminente”, tal y como ha explicado el portavoz del Gobierno de Bélgica, Frédéric Cauderlier.

Y es que aún se sigue buscando a uno de los principales sospechosos de los atentados parisinos, a Salah Abdeslam, quien probablemente huyó de París a Bruselas tras la matanza.

Anuncios
Anuncios

De hecho, en el día de ayer hubo una alerta de bomba cerca del Hotel Steigenberger, en el que se alojaba la Selección Española.

Por tal motivo, se ha recomendado la suspensión del partido de #Fútbol entre España y Bélgica, así como de cualquier otro evento masivo, ya que “teniendo en cuenta las circunstancias excepcionales actuales, no podemos correr ningún tipo de riesgo para la seguridad de nuestros jugadores y aficionados”, declara en un comunicado oficial la Federación Belga de Fútbol.

Asimismo, y tal y como aclara también en un comunicado la Federación Española la Fútbol, los jugadores españoles ya han emprendido viaje de regreso a Madrid durante la mañana de este martes, tras la cancelación del choque.

Especiales medidas de seguridad para España

El partido entre España y Bélgica no llegaba en el mejor momento.

Anuncios

Y es que la selección de Del Bosque tuvo que viajar al país belga nada más producirse los atentados, de ahí que la seguridad que rondaba al equipo español fuera máxima. Entrenaban bajo supervisión policial, y llegaban a su hotel también rodeados de estrictas medidas de seguridad. De hecho, la plantilla sólo salía del hotel para ir al entrenamiento por la tarde.

Así, las sensaciones que rondaban a los españoles eran “extrañas”, tal y como aseguraba el portero David De Gea, aunque en ningún momento han sentido miedo por las condiciones en las que se encontraban. #UEFA