LAC 108 - 112 GSW (25-31/31-32/27-19/25-30) 

Esta noche, Los Ángeles Clippers (LAC) no pudieron asaltar el feudo de los Golden State Warriors (GSW) y sumaron su primera derrota de la temporada por 108-112. Stephen Curry (31P 5R 4A) volvió a liderar al conjunto de Oakland y su 7/11 en triples restó peso a las buenas actuaciones de Chris Paul (24P 3R 9A) y Blake Griffin (23P 10R 6A).

Seguro que Chris Paul respiró aliviado cuando a los 3 minutos de juego Stephen Curry cometía su segunda falta y era enviado al banquillo para todo el resto del primer cuarto. Sin su archienemigo en la pista, Paul, Griffin y DeAndre Jordan (11P 13R 2T) hicieron gala de su calidad y facilidad anotadora.

Anuncios
Anuncios

Se les veía jugar cómodos, ligeramente relajados, como si Curry no tuviera que volver al partido nunca. Pero GSW jugó como un verdadero equipo y todos los jugadores que tuvieron minutos contribuyeron con anotación, a diferencia de LAC, lo que permitió al equipo de Oakland llegar 6 puntos arriba al término del primer cuarto.

Entonces llegó Stephen Curry y en los jugadores de LAC empezaron los sudores fríos. Austin Rivers (8P) y Wesley Johnson (5P) se dedicaron exclusivamente a perseguir al base de los GSW y a liberar a Paul de quedar retratado defensivamente como ya sucedió en la temporada pasada. Pero a pesar de toda la vigilancia, Curry había vuelto con ganas de liarla y se desquitó con 13 tantos, abriendo una brecha de 17 puntos. Sin embargo, Paul y Griffin no estaban por la labor de conceder al equipo local una victoria tan fácil y ataque tras ataque, penalizando los fallos de GSW, consiguieron poner el 56-63 al ecuador del partido.

Anuncios

En los primeros minutos del tercer tiempo Chris Paul cometió su cuarta falta personal y se fue al banquillo cuando mejor estaba jugando. En ese momento los GSW, sobretodo gracias a la conexión entre Draymond Green (10P 5R 5A) y Festus Ezeli (12P 4R 2T), se fueron 9 puntos arriba en el marcador(66-75). Parecía que los de Oakland se escaparían ya definitivamente sobretodo por el poco peso de los reservas angelinos (LAC: 60-6 / GSW: 59-16), pero los locales erraron demasiados lanzamientos consecutivos y LAC, de la mano de J.J. Redick (13P 3A), consiguieron un parcial de 17-7 que los puso uno arriba al final del tercer cuarto (83-82).

LAC consiguieron invertir la tendencia negativa en la aportación de sus reservas (LAC: 78-30 / GSW: 86-26) y eso fue fundamental para seguir con su buena racha anotadora. Los hombres de Steve Kerr, en cambio, continuaban tomando malas decisiones de tiro y las cosas se complicaron cuando, a falta de 8 minutos para el final del partido, el conjunto de Doc Rivers se puso 95-87.

Anuncios

Había nervios en el Oracle Arena al ver el desacierto ofensivo de los suyos. Pero entonces apareció... No Curry, sino Harrison Barnes (17P 9R 3A 1T), quien se sacó de la chistera 8 puntos consecutivos (98-95) y levantó al público con algunas jugadas espectaculares.

No obstante, con 99-97, el rey de reyes, el killer de mirada angelical, quería su dosis de protagonismo y lo quería, al fin, en un momento crucial. Y ¡vaya si respondió! Stephen Curry anotó 13 puntos seguidos, con tres triples incluidos, para acabar poniendo el 108-110 tras unos minutos eternos y de gran tensión. Finalmente, Klay Thompson (16P 5R 2A) anotó los dos últimos tiros libres para dejar el marcador en 108-112. 

Así pues, los imbatidos GSW (5-0) esperan el viernes 6 a los Denver Nuggets, mientras que LAC (4-1) no recibirán a los Houston Rockets hasta el sábado 7. #Baloncesto #Mas deportes