¿Qué le pasa a este Sevilla?

Una nueva derrota del Sevilla FC, sí, otra más, y cuando parecía que no podía hacerlo peor, ayer de nuevo, lo volvió a hacer. Nueva derrota, escandaloso el resultado, que pudo ir a más, pero lo más alarmante, que estamos a finales de Noviembre y este equipo sigue sin encontrar una dinámica de juego regular que le permita, al menos, remontar esta fatídica situación por la que atraviesa y no parece tener fin.

El técnico, Unai Emery, catalogó en la rueda de prensa previa al choque en el Borussia Park como una 'final'. Una final que el equipo sevillista, muy a pesar de todos los que vimos el partido y de los propios aficionados que acudieron a tierras alemanas, vieron como un arrollador Borussia Mönchengladbach pasaba por encima de un frágil e inoperante Sevilla FC, que como viene siendo habitual concedía demasiados espacios atrás además de mostrar una fragilidad defensiva, impropias de un equipo de Champions, y más aún de un equipo como el de Nervión. 

Desde el comienzo del partido, en ningún momento se vio a un Sevilla que necesitase imperiosamente la victoria, más bien todo lo contrario, se vio un equipo sin ideas, sin chispa, conservador, como si el empate le sirviese para algo, quién puso garra y corazón como viene siendo habitual, el polaco, Krychowiak, quién peleaba contra uno, contra otro, pero sin ayudas, porque su pareja de baile, esta vez, el danés Krohn-Dehli estuvo desaparecido todo el partido hasta su sustitución, provocando un gran agujero en el centro del campo que el conjunto alemán supo aprovechar para hacer rápidas transiciones y hacer daño un Sevilla que sigue sin mostrar solidez atrás. 

Lo peor de todo, que con un 2-0 en contra, sabiendo que las aspiraciones para entrar en los octavos de final se dificultaban de gran manera, la lógica de Emery, cambiar jugador por jugador, fuera el danés, que no hizo nada desde que ha llegado al equipo y entró otro jugador más que cuestionable, N'Zonzi, que apenas tuvo protagonismo.

Anuncios
Anuncios

Y si el juego era malo, la crispación de la afición aumentaba y ya terminó de sentenciar el estallido el tercer gol de los alemanes, y ¿qué hace de nuevo Unai? Hombre por hombre, sale Gameiro, que tuvo algunas ocasiones para haber cambiado el devenir del choque, por Llorente, que apenas intervino en el juego de ataque, pero lo que si provocó toda reacción en las redes fue el último cambio, con un 4-1, de nuevo posición por posición, Coke por Mariano. 

Eliminados de Champions, haciendo el ridículo y con un entranador que no cambia.

El Sevilla y sus problemas #Champions League #Deportes Sevilla