DET 95 - 109 GSW (15-27/31-28/30-25/19-29)

Los Golden State Warriors (GSW) superaron esta noche a los Detroit Pistons (DP) 95-109 y consiguen así mantenerse invictos por octavo partido consecutivo. También cabe señalar que, con la victoria de hoy ante el conjunto de Michigan, los GSW extienden su racha de triunfos seguidos en casa hasta los veintitrés. Klay Thompson (24P 3R 1A) fue el mejor de los locales.

En el pronóstico de muchos se atisbaba un partido tosco, de mucho contacto y de ritmo lento. Y así fue. Los DP contabilizaban una única derrota en seis partidos, fruto de su defensa sólida, dura e intensa sumada a su ataque sobrio e individual pero efectivo.

Anuncios
Anuncios

Además, había ganas de ver a Andre Drummond (14P 15R 2T) en acción después de unirse al selecto grupo de jugadores - básicamente a los míticos Kareem Abdul-Jabbar y Wilt Chamberlain - en conseguir en tres o más partidos de los seis primeros de la temporada la barbaridad de 20 puntos y 20 rebotes

Con todo ello, la "banda" de Michigan se presentó al Oakland Arena y puso contra las cuerdas a los GSW. Durante todo el partido los californianos estuvieron incómodos sobre el parquet, sobreviviendo únicamente gracias a pequeñas rachas que durante la primera mitad incluso les pusieron con un +17 en el marcador a pesar que éste no reflejaba adecuadamente lo que acaecía sobre la pista. Stephen Curry (22P 5R 5A 3Ro 5Per) hoy no tuvo una noche especialmente atinada, aunque un mal partido del killer de mirada angelical es un muy buen partido para la mayoría de los mortales.

Anuncios

Lo importante, sin embargo, es que aún sin brillar como de costumbre, los GSW mantuvieron su filosofía de juego eminentemente colectiva (Asistencias: DP 15 / GSW 29) para combatir esa pertinaz cualidad de la banda de Detroit de no bajar nunca los brazos.

De hecho durante distintas fases del juego, cuando parecía que gracias a los puntos de Klay Thompson, Andre Iguodala (13P 5R) y del reaparecido Andrew Bogut (8P 9R) los californianos podían darse a la fuga, las individualidades de unos acertadísimos Reggie Jackson (20P 5A) y Stanley Johnson (20P 7R) evitaron tal posibilidad al término del descanso (46-55).

Un parcial de salida de 5-13 para los GSW, fruto de transiciones rápidas de Harrison Barnes (12P) y de dos triples consecutivos de Curry y Klay Thompson, volvían a ponerlos con un +17 (51-68).

Anuncios

Pero de nuevo ese oficio de la banda de Detroit resurgió a través de los puntos de Marcus Morris (15P 5R) y de Kentavious Caldwell-Pope (15P 3R). Los DP intensificaron su defensa y los GSW volvieron a caer en la trampa de los de Michigan al acabar jugando a su ritmo y no finalizando bien cerca de la pintura. De este modo, se llegaba al último cuarto con el partido aún abierto (76-80).

O eso pensaban en Detroit hasta que inesperadamente Leandro Barbosa (10P 3A) obtuvo su cuota de protagonismo con cinco puntos consecutivos y un robo de balón que supusieron el inicio de un parcial de 2-12. Finalmente, ni Drummond ni su banda pudieron ya reaccionar cuando los GSW consiguieron la máxima diferencia del partido (84-102) y el versátil Draymond Green (6P 10R 9A 4Ro 2T) y Klay Thompson acabaron de poner el 95-109 definitivo.

El próximo miércoles 11 de noviembre, ambos conjuntos juegan a domicilio. Los GSW (8-0) vuelven a encontrarse las caras contra los Memphis Grizzlies de Marc Gasol, equipo al que ya ganaron por 50 puntos y que sigue en caída libre, mientras que los DP visitan la cancha de los Sacramento Kings. #Baloncesto