Bernie Ecclestone quiere llevar la Fórmula Uno a Argentina, pero está a la espera de ver quién gana las elecciones presidenciales a finales de este mes, según el director adjunto del equipo Lotus, Federico Gastaldi.

Gastaldi, un argentino cuya familia fue responsable directa de la promoción del último gran premio de Buenos Aires en 1998, dijo que su hermano Marcos había estado deliberando la nueva propuesta con Ecclestone.

"Algunas tareas se están realizando este año y podríamos llevarlo adelante si el entorno es el adecuado. Tenemos un buen grupo detrás por lo que si Bernie está contento con el nuevo entorno oficial podría funcionar".

Anuncios
Anuncios

"El circuito está ahí. Necesita cambios, pero si logramos traer un poco de confianza al señor Ecclestone, y que el gobierno y el promotor le den todas las garantías, podría suceder pronto."

Ecclestone confirmó que las conversaciones estaban en curso.

Argentina se convirtió en 1953 en el primer país fuera de Europa en albergar un Gran Premio del campeonato (excluyendo Indianápolis), y acogió 20 carreras.

El héroe local y cinco veces campeón del mundo Juan Manuel Fangio, que murió en 1995, ganó cuatro veces seguidas entre 1954 y 1957 cuando el Gran Premio era fuertemente apoyado por el presidente populista de Juan Perón.

La carrera dejó el calendario después de 1981, con Gran Bretaña y Argentina en disputa por las Islas Malvinas, pero regresó en 1995 con el británico Damon Hill ganando dos veces y Michael Schumacher triunfante en 1998.

Anuncios

Las únicas carreras de Fórmula Uno que se celebran actualmente en latinoamérica son Brasil -la siguiente ronda del calendario- y México, que regresó este año por vez primera desde 1992.

"Bernie está muy interesado en traer de vuelta la carrera en Argentina porque sabe que hay una gran cantidad de fans. Sería lo mismo que venir a México", comentó Gastaldi.

El regreso de México ha sido un gran éxito, con 135.000 personas asistiendo el domingo.

El Gran Premio de Argentina también atrajo a multitudes en las épocas de Fangio y Carlos Reutemann, pero se fue a pique debido a la crisis económica y a la agitación política.

"El ambiente en mi país no funcionaba. Así que decidimos dejar de organizar el Gran Premio."

Gastaldi, cuyo papel en Lotus más allá de 2015 sigue siendo incierto con los apuros del equipo en su lucha para ser reflotado por los antiguos propietarios Renault, cuenta que el octogenario mandamás está a favor de que se regrese a la antigua pista de carreras en Buenos Aires.

"Bernie cree que tiene más sentido ir a la ciudad principal, como en los viejos tiempos. Tiene la infraestructura, la logística", concluyó. #Fórmula 1 #Fernando Alonso #Automovilismo