Toca parón de selecciones y en el caso de la selección española toca polémica. Desde hace ya varios meses cada vez que juega 'La Roja' hay un futbolista que está en el ojo del huracán y es Gerard Pique, silbado en los partidos de casa de los de Vicente del Bosque. España juega un amistoso contra Inglaterra y ante la amenaza de nuevos pitos la Federación decidió trasladar la sede del encuentro.

Debido a su mayor aforo, estaba previsto que el encuentro se disputase en el Santiago Bernabéu, pero ante la oleada de pitos en Oviedo y León, se cambió el estadio. el partido se jugará en el Rico Peréz de Alicante, con capacidad para 29.500 espectadores frente a los 81.044 que caben en el Bernabéu.

Anuncios
Anuncios

Con esta decisión, la RFEF quiere acabar con la polémica, pero ha logrado lo contrario. El organismo presidido por Villar parece estar dando la razón a los que pitan a Piqué llevándose el partido lejos de Madrid, donde el zaguero del Barça tiene más enemigos que amigos. Si le quieren pitar, le van a pitar igual donde sea.

Piqué ha estado poco afortunado en sus celebraciones con el Barcelona

A Piqué, por su parte , la afición no le perdona su catalanismo, que parece chocar con el hecho de defender la camiseta española. Piqué ha declarado que lleva en la selección desde pequeño y es cierto, pero a veces Gerard no está excesivamente afortunado en sus celebraciones. El diario Marca recogía el pasado 2011 unos gritos de Piqué en el Bernabéu en los que decía: ¡Españolitos, ya os hemos ganado vuestra Liga española, que os den!",y siguió: "¡Españolitos, ahora os vamos a ganar la Copa de vuestro Rey!".

Anuncios

O al decir "Que se j... los de Madrid" tras ganar la Supercopa de Europa.

En suma, ni la Federación ha estado afortunada, ni Piqué tampoco. El catalán dijo que los que le pitaban eran aficionados del Madrid, pero eso no es así, pues ha habido más culés y catalanes en la selección como Xavi o Puyol y no se les ha silbado. El 10 de septiembre Piqué habló en una rueda de prensa y dijo:"Siempre he tenido el máximo compromiso con la selección española. En cuanto a la rivalidad Barça-Madrid, yo soy así y no cambiaré". Sin embargo, para la afición pesa más todo lo anterior que algo dicho a consecuencia de unos silbidos. Es muy difícil que la situación cambie, pues Piqué ya ha dicho todo lo que tenía qued decir, pero quizás ha tardado demasiado. #FC Barcelona #Fútbol #Deportes Barcelona