Novak Djokovic, ese fue el nombre que sonó con fuerza en el Palais Omnisports cuando se anunció al campeón del Masters 1000 de París. Era la décima vez que el serbio escuchaba su nombre esta temporada para recoger un título, una cifra que solo había alcanzado en 2011, aunque aquella vez hubo dos títulos de menor rango.

Con su victoria ante el escocés Andy Murray por 6-2 y 6-4 en poco más de una hora y media, Djokovic conquistaba su sexto Masters 1000 en 2015, una cifra que se ha convertido ya en un récord absoluto y que todavía puede incrementar si logra vencer en la Copa de Maestros a la que acude como gran favorito. Además de estos torneos, ‘Nole’, también se ha hecho con 3 de los 4 Grand Slams de la temporada y con el título de Pekín.

Anuncios
Anuncios

Todas estas cifras hacen que el 2015 sea ya el mejor año de su trayectoria deportiva y aún le falta por poner la guinda.

La superioridad de Djokovic ha sido abrumadora durante todo el año y eso lo demostró en la final de ayer. El serbio no dio ninguna opción a su rival y controló el partido en todo momento. En el segundo set, pudo sentir cierta presión cuando Murray se puso 3-3, sin embargo, ahí sacó su mejor #Tenis, hizo un ‘break’ en el juego siguiente y luego apenas cedió dos puntos con su saque para cerrar el encuentro sin ninguna dificultad. En varios tramos del choque se vio al escocés lamentarse, aunque nada pudo hacer ante el juego ofrecido por el tenista serbio.

Viendo el resultado, podría parecer que Novak había jugado contra un rival de menor entidad, no obstante, enfrente tenía al número 2 del mundo y se deshizo de él con relativa comodidad para sumar no solo su décimo título, sino también su victoria número 78 del año.

Anuncios

Una cifra muy elevada que se magnifica todavía más si nos fijamos en que tan solo ha perdido cinco partidos. Únicamente la leyenda activa, Roger Federer (en dos ocasiones), Ivo Karlovic, Andy Murray y Stan Wawrinka, han logrado imponerse al serbio en este 2015.

Ahora Novak Djokovic buscará redondear su mejor año con un nuevo título en la Copa de Maestros donde desde el 15 al 22 de noviembre competirán los ocho mejores tenistas del mundo (Djokovic, Murray, Federer, Wawrinka, Berdych, Nadal, Nishikori y Ferrer) para alzarse con el último trofeo de la temporada. En el caso de lograrlo, el tenista serbio cerrará su campaña con 11 títulos, una cifra que sería su récord personal y que buscaría ampliar en 2016 donde uno de sus grandes objetivos será quitarse la espina en Roland Garros (en la arcilla parisina lleva dos finales consecutivas perdiendo), y completar así, por fin, el ansiado Grand Slam.