Kristaps Porzingis, muy poca gente había oído hablar de él en los despachos de las franquicias de la NBA, y ahora se ha convertido en una auténtica sensación para los aficionados y toda una pesadilla para los jugadores rivales.

Muy poca gente sabía de donde venía, pero todos podían ver en los entrenamientos previos al draft lo que era capaz de hacer. "Mide dos metros y mete los triples como si fuera bandejas". Porzingis, contra todo pronóstico se colocó en las posiciones altas del draft, sólo tenía que esperar para escuchar su nombre y saber cuál sería su destino.

Finalmente Porzingis fue elegido en la posición número 4 del draft por los New York Knicks, y los aficionados del equipo neoyorquino, abuchearon sin parar al letón, ya que pensaban que sería otro fracaso protagonizado por Phil Jackson, al igual que toda la temporada pasada.

Anuncios
Anuncios

Los pitos no pasaron desapercibidos, y Porzingis tras el draft dijo "Espero poder silenciar todos los abucheos con mi juego". Parece que el jugador se lo tomó al pie de la letra.

Desde el comienzo de la temporada, su entrenador, Derek Fisher apostó por el para su quinteto titular, y como se esperaba, consiguió sorprender a todos los aficionados 'Knickerbockers' con su juego. Porzingis es un buen anotador cerca del aro y sobre todo un increíble reboteador, cosa que gusta mucho entre sus fans.

Pero nadie se esperaba el potencial de este jugador. A pesar de cosechar buenas actuaciones con su equipo, Porzingis fue más allá, y en el partido en casa frente a los Charlotte Hornets terminó el partido con ni más ni menos que 29 puntos, y una victoria para los Knicks. Todos los fans se quedaron boquiabiertos.

Anuncios

Al día siguiente se agotaron todas las camisetas de Kristaps Porzingis, y se renovó la ilusión de los aficionados del equipo de La Gran Manzana.

Porzingis ha demostrado que no es flor de un día. Esta pasada madrugada, ha vuelto a emocionar a todos los aficionados con una increíble actuación frente a los mermados Rockets de James Harden. El letón terminó el partido con 24 puntos, 14 rebotes y 7 tapones, y se convierte en el primer novato en conseguir esos números desde Shaquille O'Neal en la temporada 1992-93.

Porzingis se ha ganado el cariño de la afición al igual que la confianza de sus compañeros, que celebran con entusiasmo todas las actuaciones del joven letón. Carmelo Anthony, tras el partido frente a los Hornets dijo "Estoy muy contento por él, me alegro de tener otro jugador más que aporte para el equipo", dijo entre risas. Todo el mundo conoce ya a Porzingis, pero la pregunta es ¿dónde estará su límite? #Baloncesto