“Esta temporada es todo lo que le queda por dar”. Así anunciaba Kobe Bryant que se retiraba en una carta colgada en 'The Players Tribune'. Con su adiós se acaba una era en la NBA. El que sea probablemente el jugador más icónico en la historia reciente de la liga, ha decidido que la presente temporada será su última como jugador.

Se va uno de los mejores y más competitivos jugadores que jamás haya pisado una cancha de #Baloncesto, y no lo hace con las manos vacías. El 24 de los Lakers tiene un palmarés a la altura de muy pocos. Cinco veces campeón de la NBA, tercer máximo anotador de la historia y máximo en la historia de los Lakers, 17 veces all star, una vez MVP de la temporada, entre otros muchos reconocimientos, hacen gala del jugador del que estamos hablando.

Anuncios
Anuncios

Se marcha historia viva del baloncesto, uno de los mejores jugadores de la historia de un deporte al que muchos no concebimos sin él. Una vez que Michael Jordan se retiró, la lista de jugadores que han sido comparados con la leyenda de los Bulls es casi interminable, pero de Kobe se ha dicho muchas veces que es “lo más parecido a Michael Jordan desde Michael Jordan”. Y no solo se trata de la elegancia y plasticidad con la que ambos podían deslizarse por el parquet, sino que su competitividad les ha convertido en jugadores únicos.

La andadura de Bryant en la NBA comenzaba la noche del draft de 1996, cuando fue elegido en la posición número 13 por Charlotte Hornets, pero inmediatamente traspasado a Los Ángeles Lakers a cambio de Vlade Divac. Desde ese instante, “la mamba negra” comenzaría a forjar su leyenda como laker.

Anuncios

Ese mismo año los angelinos ficharían a Shaquille O'neal, formando una pareja que pasaría a la historia ganando tres títulos consecutivos entre 2000 y 2002. #Pau Gasol aterrizaría en los Lakers en 2008, y Kobe Bryant volvía a tener el socio perfecto para ser campeón. Ese mismo año llegarían a las finales, pero los Boston Celtics les privaron del anillo. Sin embargo, los Lakers se proclamarían campeones los dos años siguientes, y Kobe Bryant sumaba 5 anillos en su haber.

Una final de carrera marcado por las lesiones

Las lesiones han lastrado los años finales de su carrera, iniciando un declive quizás prematuro. Desde que Kobe se rompiese el tendón de Aquiles en 2013, el calvario con los problemas físicos no ha cesado para él. Una vez recuperado del tendón, sufriría una grave lesión en su hombro derecho, entre otros problemas físicos, que auguraban que nunca volvería a ser el mismo. Pero el hambre feroz por este deporte que ha demostrado tantos años, sumado a que a sus 37 años y en plena decadencia sea el mejor pagado de la NBA con un salario de 25 millones de dólares, le ha llevado a querer a mostrar de nuevo su mejor versión.

Anuncios

Pero el resultado ha sido calamitoso. Kobe no ha asumido su nuevo rol y todavía cree que es el de antes, y eso entraña tener la misma responsabilidad ofensiva que antaño. Sí es verdad que tira el mismo número de tiros que antes, pero falla más que nunca, colocándose entre los peores de toda la liga en cuanto a porcentaje de acierto. El 13 de abril, en el Staples Center de Los Ángeles y frente a los Utah Jazz, Kobe Bryant jugará a priori su último partido en la NBA. #Estados Unidos