Zlatan Ibrahimovic llegó al Barcelona en el año 2009. Con la expectativa de potenciar un equipo lleno de figuras, con un rendimiento superlativo, el sueco ilusionaba con su extraordinaria capacidad técnica. Jugador de una potencia distintiva, hábil, con una destreza muy destacada, parecía ser el complemento ideal para Messi, Iniesta y compañía, en un contexto favorable para desplegar un #Fútbol lujoso y efectivo.

Todo era color de rosa en ese Barça, que fascinaba al mundo con actuaciones deslumbrantes. Plena época gloriosa, con el flamante Pep Guardiola al mando, la realidad hacía presagiar un buen romance entre el goleador y la gente, pero las polémicas no tardaron en llegar.

Anuncios
Anuncios

Rumores de conflictos, disputas, tensiones de todo tipo, generaban constantemente la posibilidad de una salida del sueco, enemistado con el técnico y con varios de sus compañeros.

En vez de que los periódicos y medios televisivos remarcaran sus goles o jugadas, siempre aparecía su imagen emparentada con un conflicto, algo que desgastaba su propia tranquilidad y la de los demás integrantes del plantel. Su personalidad conflictiva era una de las pocas preocupaciones en el equipo multicampeòn, ganador de la Champions League, la Liga, la Copa del Rey y hasta el Mundial de Clubes, con la recordada victoria en la final frente a Estudiantes 2-1.  

Poco tiempo después, Ibrahimovic emigró al Milan, culminando así un paso opaco y sin muchas luces en el conjunto azulgrana. No fue grato su recuerdo. Por eso, cada vez que habla, suele exhibir su fastidio y resentimiento por un club en el que no logró cumplir con las expectativas generadas.

Anuncios

 Actual jugador del PSG, afirmó en una entrevista realizada para ‘La Gazzetta dello Sport‘ que “El Milan es el club más grande donde jugué y eso que he jugado en muchos grandes clubes. Pero Milán es como ningún otro club: lo digo por cómo funcionan, la organización...Y luego tuvimos un fantástico equipo. Tengo recuerdos maravillosos. Siempre he dicho: Italia es mi segundo hogar. Me encontré muy bien allí".

Si bien es evidente que el sueco no tuvo un grato paso por el Barça, por las dudas se encarga de enfatizarlo cada vez que puede, en cada declaración. 

 

  #FC Barcelona #Deportes Barcelona