La temporada de #Tenis llegaba a su fin en este 2015 con la disputa de la final de la Copa Davis, la competición de selecciones que se disputa a lo largo de todo el año. En esta ocasión tenía lugar una final inédita y casi histórica. Por un lado estaba Bélgica, que disputaba su segunda final de la historia, y por el otro lado Gran Bretaña, que hacía más de 25 años que no pisaba la final en esta competición.

La última eliminatoria, que se disputaba en la ciudad belga de Gante en superficie de tierra batida – poco propicia para el juego de los ingleses – comenzó el pasado viernes con un partido que quedará grabado en la retina de los aficionados belgas.

Anuncios
Anuncios

Su jugador franquicia, David Goffin, se imponía al joven jugador británico Kyle Edmund, pero lo hacía en 5 sets tras remontar dos parciales de desventaja. Tras un comienzo nervioso y dubitativo, y después de verse con el partido prácticamente perdido, el número 16 del mundo pudo reaccionar y dio la vuelta al marcador para acabar ganando el partido por un parcial de 3-6, 1-6, 6-2, 6-1 y 6-0. Sumaba de esta manera el primer punto para Bélgica en la final.

Más tarde se producía el encuentro más desigual de esta eliminatoria. El duelo que enfrentaba al belga Ruben Bemelans, número 108 del mundo, al británico Andy Murray, número 2 del mundo. Y el favoritismo se hizo patente en la pista ya que Murray venció con facilidad al jugador local por 3-6, 2-6 y 5-7 tras poco más de dos horas y media de partido.

Anuncios

De esta manera la eliminatoria se cerraba el viernes con 1-1 en el marcador y todo por decidir.

En esta situación se llegó al sábado y al partido de dobles, que siempre suele ser un punto de inflexión en las eliminatorias que llegan empatadas. Los belgas, arropados por su público, querían repetir la victoria de semifinales ante Argentina, mientras que los hermanos Murray querían desequilibrar la balanza a su favor. Tras un partido que se preveía intenso desde el inicio, al final la victoria fue de nuevo para los británicos. Andy y Jamie Murray se impusieron por 4-6, 6-4, 3-6 y 2-6 a Steve Darcis y David Goffin para poner el 1-2 en la final y poner muy cerca la décima corona del tenis mundial para su país.

Murray, gran héroe británico

El número 2 del mundo hizo valer una vez más su condición de favorito y se impuso al también número 1 belga, David Goffin, en un partido vibrante que el británico dominó de principio a fin y que tuvo un resultado final de 3-6, 5-7 y 3-6, convirtiéndose en el gran protagonista para su selección en esta competición al ganar los 11 partidos que ha disputado a lo largo de la temporada.

Anuncios

Con esta victoria Gran Bretaña gana su décima Copa Davis y pone fin a una sequía de casi 80 años, ya que el último título para el país británico fue en 1936. De esta manera Gran Bretaña sucede a la Suiza de Roger Federer como campeona de esta competición, y Andy Murray se convierte en uno jugador histórico para su país tras proclamarse campeón de Wimbledon en 2013, ganar el oro en los Juegos Olímpicos de Londres en 2014 y dar a su país el décimo título en esta bonita competición en este año 2015. #Mas deportes