El mejor partido hasta el momento. Así podría definirse el duelo entre Roger Federer y Kei Nishikori, un choque eléctrico y lleno de alternativas que hizo vibrar a todos y cada uno de los espectadores del O2 Arena de Londres.

El suizo llegaba al último partido de la primera fase con la tranquilidad de saber que estaba virtualmente clasificado, mientras que las escasas opciones de Nishikori le permitieron soltarse y mostrar su mejor versión en meses.

Duelo de alternativas

Como es costumbre en esta edición de la Copa de Maestros, el partido comenzó frío. Era difícil vaticinar la auténtica batalla que comenzaría a librarse en tan solo unos minutos. 

Los errores de Kei Nishikori le otorgaron a Federer un break que no buscó en ningún momento.

Anuncios
Anuncios

El 3-1 en contra hizo reaccionar a Nishikori. El nipón comenzó a tomar más riesgos, moviendo a Federer de lado a lado, impidiendo sus letales picaduras. Kei recuperó el break de inmediato. La historia se repitió en el 4-3 y el 4 iguales, donde ambos tenistas volvieron a perder su servicio.

Las espadas estaban en todo lo alto y el público disfrutaba, por fin, de una auténtica batalla entre gladiadores. En el duodécimo juego, Federer tiró de experiencia y galones para cerrar el set en la primera oportunidad que tuvo al resto.

Resistencia de Samurai

El desenlace de la primera manga fue un mazazo para Nishikori, que volvió a replegarse y dar una paso atrás. El bajón, unido a la brillantez de Federer, que comenzó a encontrar las líneas, pusieron el 4-1 en el marcador en un abrir y cerrar de ojos.

Fue entonces cuando se desencadenó la tormenta perfecta.

Anuncios

Sin nada que perder, Nishikori brindó al respetable un recital de #Tenis ofensivo, arrinconando al mismísimo Federer. El asiático ganó los cinco juegos siguientes de forma consecutiva para ganar un set que minutos antes tenía completamente perdido.

El tercer y definitivo set comenzó como los anteriores, es decir, con Federer escapándose en el marcador. Nishikori, que hizo la goma durante todo el partido, consiguió igualar a 4 juegos. Sin embargo, en el siempre difícil noveno juego, los nervios pasaron una mala pasada al bueno de Kei, que con su saque cedió el set y el partido.

De esta forma, Roger Federer cierra una fase de clasificación inmaculada, con tres derrotas en tres partidos, y habiendo cedido un solo parcial. El suizo accede a semifinales como primero de grupo, evitando así a su bestia negra, Rafael Nadal. El rival del helvético en esta penúltima ronda lo decidirá el vital partido entre Andy Murray y Stan Wawrinka. #En Directo #Mas deportes