Al Sevilla FC le gustan los retos y se nota. Anoche tenía ante sí a un Real Madrid imbatido y líder de la Liga, y todo parecía indicar que la victoria se pagaba muy cara. Sin embargo, los sevillistas minimizaron a los madrileños y acabaron remontando un partido que se les puso pronto muy cuesta arriba, sobre todo tras el golazo de chilena del exsevillista Sergio Ramos (minuto 22).

A partir de ahí, la afición rojiblanca tenía en mente que todo sería coser y cantar para el Madrid. Olía a goleada blanca, pero no fue así. A partir del gol, los de Emery comenzaron a enhebrar buenos pases y paradójicamente, empezaron a tener el control del balón, y a la postre, del partido.  Y así llegó el gol del empate del italiano Ciro Immobile (minuto 35) tras una buena jugada colectiva.

Anuncios
Anuncios

Tras el descanso, el Sevilla volvió a la carga, sin dejar jugar al Real Madrid, salvo ocasiones de calidad aisladas de los de Rafa Benítez. Tan buen juego hispalense acabaría refrendándose con la remontada. Banega puso el 2-1 en el minuto 60 y tan sólo 15 minutos después, la afición rojiblanca colmaría su júbilo con el tercer tanto de la noche, esta vez a través de un colosal cabezazo de Fernando Llorente. Ya en el descuento del partido, James Rodríguez haría el segundo gol para el Real Madrid, pero ya no tuvieron más opciones para sobrepasar a un Sevilla que hizo los deberes.

Tal resultado ha aupado a los sevillistas muy cerca de los puestos europeos y relega a los madridistas a la segunda posición de la tabla clasificatoria. El Real Madrid, que llegaba a Sevilla muy confiado, llevaba sin perder a domicilio desde el mes de marzo (en 20 partidos, 16 victorias y 4 empates) y en esta temporada aún no conocía la derrota.

Anuncios

Asimismo, llevaba tan sólo cuatro goles en contra, con una estadística de menos de un gol por encuentro, pero anoche el Sevilla le metió tres.

El Sevilla gana a los dos grandes de la #Liga

Si bien el equipo sevillano ha comenzado la temporada liguera algo titubeante, en su estadio se está haciendo fuerte. Nervión ha vuelto a ser el fortín de heroicas hazañas pasadas y esta temporada, ya ha visto cómo su equipo venció a otro grande: el Barça. Ahora ha caído también el Real Madrid, situación que no ocurría desde la temporada 2006-07, con Juande Ramos al frente del Sevilla.

Pitos a Sergio Ramos

Ya se conoce el pasado nervionense del defensa blanco Sergio Ramos, y que éste no salió de la mejor forma del club hispalense. Por ello, anoche, en algunos lances del choque, Ramos fue pitado y abucheado, algo que fue calificado por éste como “lamentable y patético”.

Aún así, el central se considera sevillista “y me tendrán que matar así. Meteré dos banderas en mi lápida, la del Sevilla y la del Real Madrid.

Anuncios

Recuerdo todos los buenos momentos que pasé aquí desde niño. Agradezco los aplausos de muchos, pero obviamente los pitos de otros no me quitan el sueño”, afirmó Ramos tras el partido.

Cristiano Ronaldo, día gris e intento de puñetazo

El otro protagonista del partido fue Cristiano Ronaldo, y esta vez no fue por marcar al equipo que más le ha anotado. El portugués tuvo una noche muy gris y apenas influyó en su equipo. Es más, pudo hasta perjudicar al Madrid tras un intento de agresión al sevillista Krychowiak, en un contragolpe blanco. Sin embargo, la acción no fue sancionada por el árbitro, ya que ni la vio, y el luso pudo continuar sin problemas el partido. #Fútbol #Deportes Sevilla