El #Real Madrid cayó derrotado frente al Khimki (82-85) y se mete en una situación complicada de cara al Top 16. De esta forma el Real Madrid ya suma su cuarta derrota en la primera fase de la Euroliga, su primera como local, y es cuarto del grupo A con únicamente dos victorias y cuatro derrotas. El conjunto ruso ya venció al Real Madrid en la ida.

Los blancos afrontan ahora los cuatro partidos restante como finales, con la mirada puesta en acceder a la siguiente ronda. Cuatro de los seis equipos que conforman el grupo acceden al Top 16, y el Real Madrid es actualmente cuarto, empatado con Bayern de Múnich y Estrella Roja, quinto y sexto respectivamente.

Anuncios
Anuncios

La peor versión del Real Madrid

Como viene siendo habitual, los de Pablo Laso sacaron de nuevo su peor cara en Europa, y en esta ocasión perdieron contra el Khimki ruso en el Palacio de los Deportes, donde no perdían en Euroliga desde hacía casi un año. De nuevo los blancos tuvieron problemas con su defensa, y con los 85 puntos encajados son ahora la peor defensa de toda la Euroliga.

El encuentro estuvo muy igualado en casi todo momento y con muchas alternancias en el marcador, sobre todo en el primer cuarto, pero era el conjunto ruso el que llevaba el ritmo del partido. El Khimki consiguió tener rentas de hasta de diez puntos en el segundo y tercer cuarto, pero el Real Madrid nunca tiró la toalla.

Se llegó al último cuarto con igualdad, 63-66 para los rusos, y sería en ese último periodo cuando Sergey Monya marcaría la diferencia para los visitantes.

Anuncios

El alero ruso respondió cuando su equipo más lo necesitaba, anotando tres triples que serían claves para que el Khimki se llevase la victoria.

Los aficionados blancos vivieron un amargo déjà vu de la mano de Tyrese Rice, el que fuese el verdugo de los madridistas en la final de la Euroliga de 2014, cuando el base jugaba con Maccabi. El jugador nacido en Virginia cuajó un magnífico partido, aportando 18 puntos y 8 asistencias, pero con 82-85 en el marcador y con casi cuatro segundos por jugar, falló un tiro libre decisivo que daba alas al Real Madrid. Felipe Reyes capturó el rebote pero el Madrid ni siquiera pudo lanzar a canasta en busca de la prórroga.

El Khimki, el vencedor de la pasada edición de la Eurocup, demostró que no está de paso en esta Euroliga, venciendo en una de las canchas más difíciles de toda Europa y colocándose segundo de grupo con 4 victorias y dos derrotas.

Esperando no sacar la calculadora

Tras la derrota frente al Khimki y con cuatro partidos restantes, al Real Madrid le espera una recta final de fase trepidante con el objetivo de acceder a la siguiente ronda.

Anuncios

El siguiente partido será en la siempre complicada cancha del Estrella Roja de Belgrado, aunque el equipo ha bajado el nivel respecto a otros años. Más tarde se verá las caras en el Palacio frente al Fenerbache, líder del grupo y claro candidato a ganar la competición. La tercera final se disputará en Múnich frente al Bayern, equipo que dio muchos problemas en la ida al Real Madrid (101-99). Por último el Estrasburgo visitará al Real Madrid en la última jornada. #Baloncesto #Deportes Madrid