El mejor jugador del mundo contra el mejor jugador de la historia. Así podría definirse el partido que enfrenta hoy a Novak Djokovic y Roger Federer. El O2 Arena de la capital inglesa será la sede de la 43ª edición de esta legendaria rivalidad, la segunda más recurrente de la historia del deporte de la raqueta.

El choque de hoy desequilibrará la balanza, pues los 42 enfrentamientos previos se reparten de forma equitativa entre el de Belgrado y el de Basilea: 21 victorias para cada uno. La igualdad se rompe en este 2015, ya que de los 6 partidos que les han enfrentado, 4 se han decantado del lado serbio. Federer y Djokovic han sido los protagonistas de dos de las finales de Grand Slam este año, y en ambas ocasiones fue Nole quien levantó los brazos al cielo.

Anuncios
Anuncios

En la presente campaña, Djokovic ha privado a Federer del ansiado 18º Grand Slamen dos ocasiones, por lo que el suizo buscará en Londres  la redención.

Final anticipada

Con permiso del escocés Andy Murray, el partido de hoy adquiere tintes de final anticipada, y bien podría repetirse el próximo domingo. 

En una temporada en la que Djokovic roza la imbatibilidad, Roger Federer parece ser el único hombre capaz de cortar tan inmaculada trayectoria. El suizo ya sabe lo que es ganar a Djokovic dos veces esta temporada (Doha, Cincinnati), y ya se sabe que no hay dos sin tres.

Observando la facilidad con la que ganaron a Nishikori y Berdych en la primera jornada del grupo, es muy probable que quien hoy salga vencedor termine siendo primero de grupo. De esta forma evitaría en semifinales al primer clasificado del otro grupo, que en teoría debería ser el número dos del mundo, Andy Murray.

Anuncios

La pista y la duración, principales bazas de Federer

Aunque las posibilidades de Federer son reducidas, y no es para menos teniendo a Djokovic al otro lado de la red, la superficie y el hecho de que el partido se juegue al mejor de tres sets, podría favorecer a los intereses helvéticos.

La rápida superficie londinense se amolda a la perfección al juego de Federer, que hoy debe ser más agresivo que nunca. El porcentaje de primeros servicios y hacer de la red su hábitat natural, son aspectos fundamentales para el desarrollo de los acontecimientos.

La otra gran baza del Maestro de Basilea pasa por la duración del partido. A día de hoy, la condición física es la mayor diferencia entre ambos tenistas, por lo que el hecho de que el partido se dispute al mejor de tres sets es una gran noticia para Roger.

  #Tenis #En Directo #Mas deportes