Incluso antes de comenzar la prueba el Venturi de Stephane Sarrazin, con problemas en la vuelta de formación, se vio forzado a ocupar la parte posterior de la parrilla, obligando así a retrasar la salida.

Sin nadie a su lado, Sebastian Buemi, que partía desde la pole position, tuvo una clara ventaja en la primera curva, y, como en la apertura de temporada en Pekín, el piloto del Renault e.Dams, ganador de aquel certamen, se alejó del grupo. Sin embargo el suizo, tuvo que retirar su coche a mitad de carrera.

Di Grassi quedaba segundo después de las paradas en boxes, pero sólo porque Loic Duval de Dragon Racing sufría una parada más larga.

Anuncios
Anuncios

El francés mantuvo brevemente el liderato tras los contratiempos de Buemi, pero ahora estaba detrás no sólo el ex-Virgin F1, sino también el sorprendente Aguri de Antonio Felix da Costa.

Como Nicolas Prost tuvo problemas con su monoplaza, di Grassi se hizo, por fin, con el liderato. Detrás de ellos Da Costa y Duval se disputaban la tercera plaza. Finalmente Duval comenzó a acercarse al líder, pero cuando se rompió la suspensión de su coche, su gran lucha terminó, y el brasileño quedó en solitario en la parte delantera y se hizo con la victoria.

Después de un error en la calificación y un roce con el muro, Sam Bird (DS Virgin) comenzó 14º, pero el ganador el año pasado aquí tiene afinidad con el circuito, y mientras los que le rodeaban estaban teniendo problemas fue capaz de concentrarse en su propia carrera, no meterse en problemas y quedarse con la segunda posición de Jerome D'Ambrosio cuando este rompió un amortiguador.

Anuncios

"Estoy encantado", dijo sonriente. "No creo que mucha gente sepa que antes de la carrera pensábamos que no íbamos a terminar, ya que sólo tenía una batería. Los chicos arreglaron el vehículo muy rápido. Si la gente piensa que la Fórmula E no es emocionante, es que no han visto esta carrera. Fue fantástica, irreal".

La gran actuación de Da Costa terminó cuando su automóvil se quedó sin corriente, su sitio lo heredó el Andretti de Robin Frijns. Aunque, la suspensión y la dirección del coche del holandés resultaron dañados se coló sobre la línea de llegada hasta su primer podio al adelantar al renqueante bólido de Duval.

Después de una de las contiendas más azarosas en la corta historia de la Fórmula E, equipos y pilotos tienen ahora un merecido descanso antes de que la serie se reanude en el increíble escenario junto a la playa de Punta del Este (Uruguay) el 19 de diciembre. #Fórmula 1 #Automovilismo #Mas deportes