Hacer historia, eso es lo que se han propuesto los Golden State Warriors, y están muy cerca de lograrlo. La temporada pasada ya maravillaron al mundo consiguiendo 67 victorias en liga regular y haciéndose con el anillo de campeones en la postemporada. Lejos de quedarse sin hambre de ganar, los Warriors han empezado de forma extraordinaria la temporada y tras la victoria ayer frente a Chicago Bulls (106-94), sumaron su 14ª victoria consecutiva, y están a un único partido de igualar el mejor arranque de la historia de la NBA que poseen los Capitols de la 48-49 y los Rockets de la 93-94.

En su último encuentro, los Warriors tenían un escollo difícil de salvar.

Anuncios
Anuncios

Llegaba a Oakland, uno de los equipos más en forma del campeonato, los Chicago Bulls, que llegaban con una racha de 4 triunfos consecutivos y además en el primer puesto de la Conferencia Este. Además, los de la bahía venían de jugar un durísimo partido apenas 48 horas antes frente a Los Ángeles Clippers en el que tuvieron que remontar 23 puntos y hacer un esfuerzo tremendo. Pues bien, ninguno de estos factores condicionaron a los Warriors que como tantas y tantas veces esta temporada rompieron el encuentro en el último período (29-21) para llevarse el triunfo final por un claro 106-94.

Parecía que el partido se complicaba cuando a principios del último cuarto los Bulls se colocaban un punto por delante, 83-84. En esos momentos, los nervios podían apoderarse de Curry y su equipo. Fue totalmente al revés.

Anuncios

A partir de ese momento un parcial de 23-10 y de nuevo partido resuelto. La grada volvió a enloquecer y es que son conscientes de que están viviendo a un equipo que está en un momento de forma espectacular. La palabra que destaca por encima de todo para describir a los Warriors es que son un equipo. Ayer Curry se quedó ‘únicamente’ en 27 puntos, pero como siempre, sus compañeros fueron fundamentales y aportaron cada uno, su particular granito de arena para sumar la 14ª. Harrison Barnes, siguió con su idilio anotador y se fue hasta los 20 puntos, Klay Thompson, estuvo mal en el tiro, pero anotó 15 puntos, y Andre Iguodala, el líder espiritual de este equipo, aportó otros 12 tantos.

Una cita con la historia

Gracias a su victoria ante Chicago, los Golden State Warriors y todo el mundo del #Baloncesto, tendrán una cita con la historia la madrugada del domingo al lunes, cuando los de Oakland se midan a los Denver Nuggets en buscar de igualar el mejor arranque de toda la historia de la NBA.

Anuncios

No cabe duda de que la motivación será máxima para los de Luke Walton (entrenador interino hasta que regrese Steve Kerr), la duda está en qué equipo será capaz de parar a los Warriors y dónde tiene el techo este equipo que pronto puede convertirse en leyenda.

Hay que tener en cuenta que el partido ante los Nuggets es a priori, el más sencillo de los tres últimos (antes frente a Clippers y Bulls), no obstante, los de Colorado, son un equipo que si tienen el día en el lanzamiento, pueden complicar la vida a cualquiera y con jugadores como Gallinari o el rookie Mudiay, capaces de lo mejor y lo peor, deberán estar muy atentos para que no salte la sorpresa, y que el lunes podamos estar hablando de una nueva página en la historia de la mejor liga de baloncesto del mundo.