Benítez y el 10 madridista no se entienden, esto trasciende al terreno de juego. A pesar de ser titular el pasado domingo ante el Eibar, se ve una falta clara de entendimiento entre ambos. James nos tiene acostumbrados a espectaculares actuaciones desde que llegó la temporada pasada, y no es habitual que pase desapercibido de tal manera como ante el Eibar. Sus números lo demuestran, fue el peor madridista en número de pases buenos con un 66,7% y solo dio 15 pases en campo contrario. 

Una explicación a la mala actuación de James, puede ser la nueva demarcación en la que le ha situado su entrenador. Benítez ha situado a James de extremo derecho, con Ronaldo de 9 y Bale a la izquierda, en esa posición James no se siente nada cómodo.

Anuncios
Anuncios

Y es que el colombiano se sentía desesperado, no podía desplegar su fútbol ni asociarse con nadie, el único gesto técnico que realizó en todo el partido fue un excelente pase a Cristiano, que casi termina en gol del portugués.

Benítez anda perdido con James, no sabe aún donde ponerle para que despliegue todo su potencial. El míster sabe que James es fundamental para el juego del equipo, y el jugador quiere demostrar su pontencial, eso sí, jugando en otra demarcación. 

Los últimos partido de James están dejando mucho que desear, y es que desde que volvió de su lesión, el 10 ha tenido pocos minutos y siempre ha sido el elegido para ser sustituido. En Sevilla jugó media hora, contra el Barcelona contó con 55 minutos, y los últimos 65 minutos en Ipurúa.

Mala relación con Benítez

Desde los diarios colombianos ya se especula sobre la mala relación del jugador con su míster.

Anuncios

Se le acusa al entrenador madrileño de ser el culpable del mal rendimiento de James, según el Diario Deportivo Colombia, el 10 se encuentra "restringido en la banda derecha, donde no puede brillar", además piden a Benítez que devuelva a James a la demarcación en la que se encontraba el año pasado. Con Ancelotti jugaba en el centro del campo, detrás del delantero, en esa posición James consiguió 12 goles y dio 17 asistencias.

La tensión entre Benítez y el colombiano se vio palpable el domingo. Cuando James fue sustituido en el minuto 65, pasó al lado de su entrenador y ni se miraron, cuando se sentó en banquillo mostró visibles muestras de enfado. #Liga #Real Madrid #Deportes Madrid