El equipo de Luis Enrique recibía al Villarreal en el Camp Nou después del compromiso de Champions League en mitad de semana y con el objetivo de reafirmar el buen momento que pasan los jugadores claves del equipo aÚn con la ausencia de Messi. El rival no lo puso nada fácil y aunque no lo refleja el marcador, fueron solo un par de destellos de Neymar, Suárez y Busquets la razón por la que el Barça ganó hoy.

 Las principales dificultades del Barça pasaron hoy por el planteamiento del Villarreal, bastante cerrado atrás y con contras desequilibrantes, y el dudoso arbitraje de Clos Gómez que parecía por momentos estar viendo otro partido y dedicado a amonestar a los azulgranas ante la mínima protesta.

Anuncios
Anuncios

El equipo tuvo la primera ocasión clara al minuto 20, con un disparo desde la frontal de Dani Alves que terminó en córner. Minutos después lo intentarían Iniesta y Munir, pero el Villarreal no tuvo problemas para esquivar cualquier ataque y a pocos minutos de terminar el primer tiempo tendrían un par de ocasiones que rechazaría Bravo de manera providencial. El resultado era 0-0 al entretiempo.

 Al inicio del segundo tiempo serían amonestados Suárez y Neymar por protestar la misma falta ante Gómez, que ya le había mostrado la amarilla a Iniesta y Mathieu en la primera parte. Al minuto 59 y tras una gran recuperación, Busquets le pone un pase en profundidad a Neymar que desde la frontal define el 1-0 ante la imposibilidad de Areola. El gol sirvió para despertar al equipo y al Camp Nou de un partido que hasta el momento no había tenido emociones.

Anuncios

El Barça empezó a atacar con más contundencia y solo 10 minutos después aparecía Munir por la derecha y provocaba un penal tras ser derribado en el área. Suárez convertía sin problemas el 2-0 al minuto 70.

 El 3-0 llegaría casi sobre el final del encuentro, pero valió la pena la espera porque mostró toda la casta y el gran momento que vive Neymar en Can Barça. El brasileño inició una contra al minuto 85, le sirvió el balón a Suárez en la mitad de la cancha y éste desde la banda izquierda se la devuelve a Neymar, ya de cara al arco, para desorientar a Jaume Costa con un sombrero y, sin dejarla caer, remataba el 3-0 ante la merecida ovación de todo el Camp Nou.

 De esta manera, el Barça cierra una semana redonda, con la moral alta y la confianza necesaria para afrontar el Clásico del 21 de noviembre, después del parón FIFA. #Liga #FC Barcelona #Deportes Barcelona