Si bien la temporada se encuentra atravesando sus primeros pasos, para el #FC Barcelona la competición comenzó de manera bastante diferente a lo sucedido meses atrás. Exhibiendo errores infantiles y niveles muy bajos, el conjunto culé aún no mostró las luces esperadas, y sin #Lionel Messi por varias semanas esta situación podría ser aun más alarmante.

Un momento irregular está pasando el Barsa. Los blaugranas no encuentran el nivel con el que culminaron el triplete, al margen de que los resultados han sido buenos en su mayoría. Con la lesión de su gran figura, el horizonte asoma aun más gris, por lo que el entrenador deberá recuperar a jugadores que no son ni por asomo los de la temporada anterior.

Anuncios
Anuncios

El sufrido triunfo conseguido ante el Bayer Leverkusen dejó en el seno del cuerpo técnico catalán más dudas que certezas. El primer tiempo frente a los alemanes pudo haber sido la cara más pálida de este equipo en mucho tiempo. De la mano de una mayor presión, y sobre todo de un Luis Suárez fundamental, el culé supo ganar un partido importante de cara a la clasificación como primero de su grupo.

Yendo al plano individual, la situación llama poderosamente la atención. Figuras como las de Andrés Iniesta, Neymar Jr. y Gerard Piqué están lejos de lo que pueden rendir, y eso el equipo lo padece en sobremanera. Sumado a la baja respuesta colectiva, el rendimiento apenas pasa de mediocre en cada uno de sus encuentros.

La inigualable e irreemplazable figura de Messi hace que el momento sea más difícil de superar para los recientes campeones de la Champions League.

Anuncios

Ya conocido el grado de la lesión de la Pulga, es un hecho que estará ausente por un mes y medio más, y su sustituto es una incógnita total. Sin grandes opciones en esa posición de la cancha, Luis Enrique deberá apelar a los juveniles para buscar una rápida y paulatina solución.

En el horizonte de los blaugranas se encuentra el Sevilla, en lo que será una visita de sumo riesgo debido a lo fuerte que es el conjunto de Unai Emery en condición de local. Luego vendrá el paro por la fecha FIFA, algo que puede caerle como anillo al dedo al equipo, en especial para refrescar las cabezas de sus jugadores, y para retomar la actividad oficial con otro semblante, con el Mundial de Clubes cada vez más cerca.

Ya se informó que la preparación y recuperación de Messi tendrá un trato especial, en busca de acortar los tiempos para el esperado y necesario regreso del crack argentino. Su presencia es indispensable en cuanto al juego, pero también lo es como motivación para que sus compañeros tengan el apoyo necesario, en busca de recuperar las buenas sensaciones que tenían dos meses atrás.