En los comienzos de la Formula 1 en tierras norteamericanas se produjo en el 1952 cuando se decidió que la prueba de Indianápolis 500 formara parte del calendario. Los pilotos de la categoría, con la excepción de Alberto Ascari, no participaron en la prueba de una forma regular.

El primer Gran premio de los #Estados Unidos de Fórmula uno se disputó en el circuito de Sebring, la prueba atrajo a muchos espectadores que querían ver las grandes velocidades que alcanzaban los monoplazas. El primer vencedor fue el neozelandés Bruce McLaren a bordo de un Cooper, esa victoria le valió para convertirse en el piloto más joven en ganar una prueba de #Fórmula 1.

Anuncios
Anuncios

En esa misma carrera se vivió una de las imágenes que han pasado a la historia, el compañero de Bruce McLaren, Jack brabham tuvo que empujar su Cooper hasta la la línea de meta después de haber liderado gran parte de la prueba pero el piloto Australiano consiguió quedar en 4° posición.

En 1960 la prueba se mudó al circuito de Riverside en California donde Stirling Moss con su vehículo privado se subió a lo más alto del podium, la prueba no fue seguida por los Estadounidenses por lo que se decidió cambiar el escenario de la prueba.

El siguiente circuito elegido para la prueba fue el circuito de Watkings glen, en Nueva York. fue un gran éxito ya que muchos espectadores acudieron al circuito. La prueba se mantuvo durante 20 años pero por desgracia dos pilotos perdieron la vida en el circuito newyorkino, François Cevert falleció después que su tyrrel sufriera un choque terrible y Hemulth Koiningg falleció degollado por el guardarrail del circuito.

Anuncios

En 1982 el GP de EE.UU. cambio su sede a Nevada, la prueba se disputo en las Vegas, los monoplazas pasaban volando al lado de los números casinos de la ciudad que nunca duerme, pero esta carrera tan solo estuvo 2 años en el calendario. En 1984 el GP de EEUU se trasladó a Dallas,  el circuito elegido fue el de Long beach.

En 1989 la fórmula uno llegó al circuito urbano de Phoenix. En Arizona, la prueba duró 3 años en el calendario pero tuvo Campeones lujo: Alain prost en la edición de 1989 y Ayrton Senna en las otras 2 ediciones.

9 años después la fórmula uno volvió a aterrizar en tierras norteamericanas, fue en el mítico circuito de Indianápolis y lo hizo a lo grande, un total de 225.000 personas acudieron al circuito y vieron al Ferrari rojo de Michael Schumacher cruzar la línea de meta en primer lugar. El circuito estadounidense nos ha regalado imágenes que a pasado a la historia, ¿Quién no se acuerda del Renault de Fernando Alonso adelantando a 6 monoplazas en la salida del 2004? O el escandalo del 2005 donde los neumáticos Michelín eran incapaces de pasar por el óvalo y nos dejó con tan sólo 6 coches en la parrilla.

Desde el 2007 hasta el 2012 EE.UU. se quedó sin gran premio Pero en el 2012 volvió y lo hizo con un circuito espectacular que gusta tanto a pilotos como a espectadores.

Desde la primera victoria de Bruce McLaren hasta la última de Lewis Hamilton el GP premio de EE.UU.

Anuncios

ha pasado por muchos problemas pero también nos ha dejado con imágenes que han pasado a la historia.