Tras la jornada de derbi del pasado domingo en la capital, nadie queda indiferente, pese al resultado (1-1) aparentemente que invita a dicha indiferencia, pues muchas situaciones dan lugar a una posible reflexión.

Aparentemente, y aún no habiendo sido derrotado en el marcador, las opiniones, comentarios y el ambiente en general, pintan como perdedor al conjunto blanco. Pero para nada creo que sea así. El Calderón no ha sido para nada un paseo estos últimos años, y mucho menos la temporada pasada, donde como indicaba Piqué, en la fiesta postpartido "empezó todo".

Aquel 4-0 a favor de los rojiblancos comenzó el declive madridista, con un Casillas inseguro, pero no culpable de aquel desastre, y que aún muchos siguen culpando, incluso habiendo abandonado el club.

Anuncios
Anuncios

Me llama bastante la atención la fijación de algunos que se autodenominan "muy madridistas", que muestran una inquina hacia sus propios jugadores, o algunos que ya no están, lo cual me parece aún más absurdo. Para ejemplificar esto último, pongo como caso la situación surgida mientras veía el derbi en un bar, y es que tras haber atajado Keylor Navas el penalti, y desde mi punto de vista el héroe madridista del partido, en lugar de elogiar o aplaudir a este, muchos aún se empeñan en seguir con ese acoso y derribo a Casillas, el cual muy a mi pesar, ya es pasado blanco.

El que sí es presente, es el actual capitán, #Sergio Ramos. El de Camas también sufre de la desaprobación de muchos, pero a diferencia de Íker, este sí está en las filas del club blanco, y con otra circunstancia también relevante, y que da algo de peso a estas críticas al central.Y es que cada cierto tiempo nos deleita con una serie de acciones que parecen de charlotada, fruto de su relajación, muy contraria a su intensidad, implicación y concentración que le han hecho ser de los mejores centrales del mundo.

Anuncios

Como conclusión, creo que las situaciones del pasado y presente madridista tras el derbi dan para horas de tertulia, pero no creo que sea lo más importante, ya que aún hay lugar para el futuro en esta temporada. De hecho estos derbis nos dan puntos de inflexión, pero en este caso no creo que sea descendente, como ocurrió el año pasado. Pero esto solamente el tiempo nos lo dirá. #Real Madrid #Iker Casillas