La gira de los tenistas por Asia ya comenzó. Y como preparación para la importante cita en Shanghai, #Rafael Nadal obtuvo un buen triunfo en su segunda presentación en el ATP 500 de Beijing. El zurdo derrotó a Vasek Pospisil por 7-6 (3) y 6-4, y accedió a los cuartos de final, en donde chocará con Jack Sock.

Una buena victoria consiguió Nadal en la jornada de hoy en Beijing, torneo que sirve de preparación para el último Masters 1000 del año. El mallorquín venció en dos ajustados parciales a Pospisil para meterse en la siguiente ronda de este ATP, el cual reparte más de 2 millones y medio de dólares en premios.

En un encuentro que fue muy parejo, el español terminó haciendo la diferencia por su mayor experiencia y categoría.

Anuncios
Anuncios

El canadiense se mostró muy firme con su servicio (56 % de primeros, con 10 aces), pero falló en los momentos clave, como en el tie-break del primer set, el cual cedió ganando solo 3 puntos.

Del lado del oriundo de Manacor se vio una buena sintonía con su saque (70 % de primeros), con el cual solo dio una chance de quiebre, que fue posteriormente salvada. Al cabo de la hora y 47 minutos que duró el partido, el zurdo hizo valer toda su experiencia, ante un rival que tiene las armas para complicar a cualquiera.

El tercer sembrado del torneo tendrá que enfrentar en cuartos a Sock, vencedor de Andreas Haider Maurer en dos cómodas mangas. Será el segundo enfrentamiento entre estos dos jugadores, y la ventaja le corresponde al español, quien derrotó al estadounidense en la ronda 16 de Roland Garros (6-3/6-1/5-7/6-2).

Anuncios

Esta gira asiática puede ser clave para las aspiraciones de Rafa para lo que queda de la temporada, ya que de estos torneos dependerá su participación en el Masters de Londres. Actualmente ocupa la séptima colocación y estaría ingresando, pero nada está asegurado de acá a mediados de noviembre, fecha en la que se definirán los clasificados.

Nadal buscará su tercer triunfo en el ATP 500 de Beijing ante un joven que ya lo complicó este año en polvo de ladrillo. Con la clara meta de ir mejorando su juego para los últimos torneos del año, el mallorquín no puede permitirse traspiés si pretende llegar de la mejor forma al final de la temporada. #Tenis