Tras la innecesaria patada propinada por Valentino Rossi a Marc Márquez durante la carrera de hoy, vuelven a la mente escenas igual de bochornosas ocurridas a lo largo de la historia del deporte. Una vez más, un mito vuelve a convertirse en villano al perder los nervios y no cumplir con el fair play que marca el reglamento. Rossi será recordado tanto como el buen piloto que fue, como por la acción de esta mañana.

Formula 1: Schumacher - Villeneuve

Sin abandonar el mundo del motor, recordamos una acción similar pero esta vez en la Formula 1. En el año 1997, Michael Schumacher, considerado el mejor piloto de la historia automovilística, esperó a Jacques Villeneuve para echarle fuera de la pista, aunque fracasó en el intento y tan solo dañó la suspensión delantera del monoplaza de Jacques.

Anuncios
Anuncios

Ambos competían por alzarse con el campeonato en el circuito de Jerez (GP Europa), cuando tras varios adelantamientos Schumacher perdió los papeles y se saltó el reglamento. La sanción fue muchísimo más dura que esta vez: la perdida de todos los puntos y por poco, la perdida de la licencia de piloto. Villeneuve terminó ganando la carrera y se alzó con el título, al contrario que Michael, que se convirtió en objeto de fuertes críticas por parte de los fans y de la prensa.

Boxeo: Tyson - Holyfield

Mike Tyson, uno de los mejores boxeadores de la historia, metió sus problemas personales (drogas) dentro del ring el 28 de Julio de 1997 en el combate celebrado en Las Vegas contra Evander Holyfield. Se enfrentaban por el título de los pesos pesados, y tras una serie de cabezazos de parte de Holyfield, Tyson mordió al estadounidense, arrancándole un pedazo de oreja.

Anuncios

Se le sancionó con la pérdida de la licencia de boxeador (devuelta en 1998) y con el pago de 3 millones de dólares por el coste del combate y de otros 3 por los daños causados en la oreja de Evander.

Fútbol: Zidane - Materazzi

Más recientemente, encontramos el conocido cabezazo de Zinedine Zidane a Marco Materazzi en la final del Mundial 2006, disputada entre Francia e Italia. Era el último partido del jugador francés, ya que meses antes había confirmado su retiro al final de la temporada. En el minuto 108 del partido y con todo en juego, Zidane propinó un fuerte cabezazo en el pecho al italiano, ganándose la roja directa. Un año más tarde, Marco confesó que le había dicho “Yo prefiero lo p*ta que es tu hermana”, lo que provocó el enfado del francés y el posterior cabezazo. En este caso, ambos quedaron como futbolistas antideportivos, aunque Zidane recibió muchísimas más críticas y una triste despedida del mundo del fútbol: ni acabó el partido ni ganó Francia la final. #Moto GP