Así es, y es que la joven promesa de #MotoGP, Marc Márquez, ha alcanzado el número uno en el continente Oceánico. Ya lo hizo en Austin, en Sachsenring y no era para menos, en Phillip Island.

Una de las mejores carreras que se han podido ver en este Mundial de MotoGP desde que inició el Mundial en Qatar. Una carrera muy reñida hasta el último momento, pero fueron las ocho últimas vueltas las que pusieron en vilo a todo el público presente en el circuito, incluso a los que estaban en casa.

Los 4 grandes motociclistas europeos lideraban las posiciones más ansiadas y la tensión podía sentirse. Lorenzo, Márquez, Iannone y Rossi, los grandes favoritos en la recta final no dejaron de presionar y mantener sus posiciones.

Anuncios
Anuncios

Una carrera llena de adelantos y frenazos fue el gran espectáculo que nos regalaron los motoristas. Lorenzo intentó mantenerse liderando el cuarteto hasta en la vuelta número tres, Márquez logró adelantar al mallorquín pero poco tiempo después volvieron a intercambiar posiciones. Lo mismo pasó con Iannone y Valentino, los dos italianos no pararon de acelerar y aprovechar las curvas para subir puestos. Rossi logró quedar en tercer lugar durante las cinco últimas vueltas, pero llegó la oportunidad de Iannone cuando en la curva, jugó su carta maestra.

Dos puestos tuvieron que adelantar el italiano con su Ducati para dejar fuera de juego a Valentino Rossi consiguiendo posicionarse en el segundo puesto, dejando a Márquez en tercer lugar y, a Rossi en el cuarto lugar.

Un espectacular adelanto que sorprendió al público volviéndolos locos.

Anuncios

La alegría no duro mucho, cuando Márquez logró adelantar a Iannone y luego a Lorenzo, robándole el puesto. Desde ese momento, no aflojó el agarre y siguió imbatible la recta final de la carrera: En la última vuelta decidí dar el todo por el todo, declaró el joven español a los medios. Marc se llevó una grandiosa victoria en donde nunca había tenido triunfo: Es una de las mejores carreras de mi vida”, expresó feliz

Finalmente, después de haber cruzado la línea de meta lo que llamó la atención fue el honorable gesto de Valentino para con los tres finalistas del podio. Se acercó a sus compañeros de oficio y felicitó a cada uno de ellos. A pesar de todo, el veterano tiene claro que esto no se trata solo de ganar aunque dejó en claro su decepción por el resultado final: Bueno, estoy un poco decepcionado sí, pero por no haber pisado el podio cuando creo que tenía ritmo para ello, incluso para pelear con Jorge”, dijo el italiano.

La grandiosa carrera que hicieron los motoristas en Phillip Island quedará en guardada en todos los espectadores que ayer se reunieron en el circuito.