Los de Klopp no pudieron pasar del empate en un encuentro correoso y sin demasiadas ocasiones. Pese a ser pocas, las llegadas a portería rival fueron claras, sin embargo, el 0-0 fue un resultado justo. 

Cerca del minuto nueve de partido, la sorpresa en el once del nuevo proyecto "red", Divock Origi, no fue capaz de materializar un remate a bocajarro que acabó impactando en el larguero. Harry Kane pudo adelantar a los locales mediante una mala cesión de Lucas Leiva que Mignolet resolvió de forma incontestable. El belga mantuvo la portería a cero y sin ningún tipo de duda, fue el mejor de los de Anfield. Otra de las sorpresas de la jornada fue la suplencia del joven y talentoso delantero Daniel Sturridge, que comenzó en el banquillo por decisión técnica.

Anuncios
Anuncios

Primer partido, primer empate. Jürgen Klopp comienza su camino.

Por otro lado, los "diablos rojos" confirmaron su superioridad goleando por 0-3 a un Everton sin ideas. Schneiderlin, el español Ander Herrera y el veterano Wayne Rooney, que no celebró su gol en señal de respeto al equipo que le dio todo, hundieron a un más que tocado Everton. Los de Van Gaal se mantienen en la pugna por el liderato a dos puntos de un City que volvió a resurgir.

Los de Pellegrini brindaron otra de las goleadas de la jornada. 4-1 fue el resultado que le devolvió la confianza al equipo del "ingeniero" por medio de un auténtico recital de Raheem Sterling, una de las nuevas incorporaciones de esta temporada en el renovado City. Tres goles antes del descanso en adición a un doblete que efectuó el ex de Swansea, Wilfried Bony, sitúan en lo más alto de la tabla a los del Etihad Stadium.

Anuncios

Otro de los nombres destacados del día de hoy fue el del hispano-brasileño, Diego Costa. El delantero de la roja abrió el marcador y encauzó un partido que acabó 2-0. El Chelsea de Mourinho firmó una tregua que supone un hilo de esperanza en el pésimo arranque "blue". 

En definitiva, la Barclays Premier League vuelve a sorprender. Los aficionados del #Fútbol inglés pueden estar tranquilos, la competición en la mejor liga del mundo está a salvo.