Hacía algunos años que Valentino Rossi y Jorge Lorenzo se habían visto desplazados de los focos por Marc Márquez. El piloto catalán, incontestable ganador de los dos últimos mundiales de #Moto GP con su Honda, relegó a los dos pilotos de Yamaha a una época de transición y de mucho trabajo que, por fin, esta temporada ha dado sus frutos.

En este año han cambiado las tornas, y gracias a las caídas y los malos resultados de Márquez, Lorenzo y Rossi han aprovechado para llegar a la recta final del campeonato con las opciones intactas de proclamarse de nuevo campeones del mundo de la máxima categoría del motociclismo. Un campeonato que Jorge Lorenzo ganó por última vez en 2012 y con el que buscaría su tercera corona de campeón mundial.

Anuncios
Anuncios

Más debemos remontarnos en el tiempo para recordar el último título de Valentino Rossi. “Il Dottore”  – así es como es conocido entre sus fans –, celebró en el año 2009 el que fue su sexto mundial de Moto GP, y este año, tras una reñida lucha con su compañero de equipo, afronta las últimas cuatro carreras como líder del campeonato.

A estas alturas de la temporada, y tras la victoria del español en el GP de Aragón, la diferencia entre los dos pilotos es solamente de 14 puntos, cuando quedan 100 por disputarse. Lorenzo, gracias a sus seis victorias de esta temporada – cuatro de ellas consecutivas – consiguió acortar la diferencia con el campeón italiano, que suma este año cuatro victorias, y lo que es más importante, 13 podios en las 14 pruebas disputadas hasta el momento.

Jorge Lorenzo correrá con un hombro dañado en el GP de Japón

El GP de Japón, que se disputará entre el 9 y el 11 de octubre, será una batalla más en la lucha que ambos pilotos mantienen desde el inicio de la temporada.

Anuncios

Aunque en este caso uno de ellos, a priori, no podrá competir al 100%. Es el caso de Jorge Lorenzo, que en unos entrenamientos realizados esta misma semana sufrió una caída que le ha provocado un esguince en su hombro izquierdo, el mismo que se fracturó en el año 2013 en una dura caída en el circuito de Assen.

De este modo, Lorenzo deberá sobreponerse a las molestias para poder seguir acortando la distancia que le separa de su compañero de equipo en Yamaha, Valentino Rossi. Este último, por su parte, tratará de aprovechar la pequeña lesión del piloto balear para aumentar un poco más la diferencia de puntos y afrontar así de manera más tranquila las últimas tres pruebas del mundial.

Sea como sea, todo parece indicar que el título se decidirá en la última carrera del Mundial que tendrá lugar en tierras españolas, más concretamente en el GP de Cheste, en la Comunidad Valenciana. #MotoGP