El domingo, durante el gran premio de Malasia de moto GP vimos una de las maniobras más arriesgadas y temenarias de la historia de este deporte

Valentino Rossi le soltó una patada a Marc Márquez en plena curva, el piloto de Honda perdió el control sobre su Honda y se fue al suelo. Esta maniobra fue investigada por los comisarios quienes llegaron a la decisión de no retirar los puntos a Valentino Rossi, el castigo para el Italiano se hará efectivo en el próximo Gran premio ya que el piloto de Yamaha debera salir último, además se le retirarán 3 puntos del carnet de puntos del piloto.

Después de la carrera el Italiano volvió a sorprender ya que lejos de disculparse por su maniobra acusó a Márquez de arruinarle el mundial Rossi: "Esta sanción no es justa porque yo no quería tirarle. Márquez ha conseguido que yo pierda el campeonato". Muchos pilotos y medios de comunicación pedían a la FIA la descalificación de Valentino Rossi, una de las más sonadas ha sido la de las de u compañero de equipo Jorge Lorenzo Lorenzo: "La sanción justa era que Rossi hubiera salido de aquí con el mismo cero que Marc". El Mallorquín sale de Malasia con tan sólo 7 puntos de desventaja y con una clara ventaja en la próxima carrera donde además correrá en casa.

Anuncios
Anuncios

Pero la de Rossi no ha sido la única jugarreta que ha echo alguien a un compañero de profesión.

Una de las más sonada es la de Michael Schumacher a damon hill en el 1994, el campeonato de #Fórmula 1 llegaba a la última prueba en el circuito Australiano de Adelaida, sólo había un punto de diferencia entre el piloto de Benetton y Damon hill. Schumacher venía de 2 carreras de descalificación por ignorar la bandera negra que le sacaron en GP de Inglaterra. Después de este castigo Schumacher la volvió a liar, en el tramo final de la carrera el piloto de Benetton lideraba la prueba con una corta diferencia sobre hill, Schumacher toco el muro y rompió la suspensión de su monoplaza, cuando hill iba a adelantar a Schumacher este giro de forma brusca y destrozó el Wiliams número 0 de Damon hill. Schumacher ganó el mundial de formula 1 de 1994.

Anuncios

Un gran engaño es el de un piloto Brasileño durante una competición de Motos de 250 y 300 centímetros cúbicos. El piloto marchaba en 3° posición mientras caía un diluvio sobre la pista, el Brasileño perdió el control de su moto y se fue al suelo, rápidamente se levantó e intentó arrancar su moto pero al ver que le era imposible no dudo en tirarse al suelo y fingir un desmayo, la prueba se suspendió y el piloto fue trasladado al hospital. El vídeo se hizo viral en Internet, se abrió una investigación y el piloto fue expulsado de la competición.

Volvemos a la Fórmula uno y lo hacemos otra vez de la mano de Michael Schumacher, en el gran premio de Mónaco el alemán decidió aparcar su Ferrari en la famosa curva de la Rascasse. Fernando Alonso venía mejorando el tiempo del Alemán cuando este decidió provocar una bandera amarilla para obligar al Asturiano a levantar el pie y no poder mejorar la vuelta. Schumacher fue descalificado de la clasificación lo que le obligó a salir último, la polémica fue para Fernando Alonso.

Anuncios

Otro Alemán, en este caso Nico Rosberg decidió hacer lo mismo en el año 2014 cuando el tenía la mejor vuelta, pero a diferencia de su compatriota al piloto de Mercedes sí le salió bien la jugada y se quedó con la pole.

Estas son algunas de las acciones más anti deportivas que han realizado algunos pilotos con el único objetivo de conseguir su propio objetivo aunque eso conlleve engañar a tus propios fans o incluso de hacer daño a un compañero. #MotoGP