Lamar Odom, ex jugador de la NBA fue ingresado en la noche de 13 de octubre en un hospital cercano al estado de Nevada tras ser hallado inconsciente en la habitación de un burdel tras varios días en paradero desconocido.

El burdel, situado a unos 50 km de Las Vegas, fue testigo de una más de las polémicas actuaciones que siempre han rodeado a este jugador nacido en Nueva York, aunque esta vez su estado de salud parece estar seriamente en peligro, según las informaciones del portal web TMZ.com.

Odom, que se retiró de las canchas de #Baloncesto a finales del año pasado cuando su equipo, los New York Knicks, le despidieron por varios actos de indisciplina, se encontraba en el Love Ranch (rancho del amor) desde el pasado sábado 10 de octubre.

Anuncios
Anuncios

Según palabras del propietario del burdel, Lamar Odom “solo quería olvidarse de todo y pasar un buen rato”, aunque parece ser que la fiesta se le puede haber ido de las manos.

Ganador de dos anillos de la NBA en los años 2009 y 2010 defendiendo la camiseta de Los Ángeles Lakers junto a Kobe Bryant y Pau Gasol, entre otros, Lamar siempre se vio envuelto en polémicas y excentricidades fuera de la pista. Y es que la vida de Odom nunca fue fácil, ya que tuvo que superar la muerte de su madre cuando solo tenía 12 años, y la adicción a las drogas de su padre. Además, en el año 2006, su hijo de solamente 6 meses falleció, dejando al jugador nacido en Queens en un estado del que jamás pudo sobreponerse por completo. Tras su fallido paso por la Liga Endesa en la temporada 2013-2014 cuando se unió a las filas del Baskonia, volvió a la NBA para acabar su carrera en los New York Knicks.

Anuncios

Una vida envuelta en polémicas

A pesar de sus éxitos deportivos con los Lakers y con la selección estadounidense, con la que ganó un Mundial en 2010 y un bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas en el año 2004, Lamar Odom siempre estuvo envuelto en infinidad de polémicas.

En el año 2001 el jugador fue suspendido por incumplir la política antidrogas de la NBA. Además, durante ese mismo verano, Odom estuvo 72 horas en paradero desconocido, y unos años después, tras su matrimonio con la celebrity Khloe Kardashian, fue partícipe de un reality show que le perjudicó gravemente en su carrera y en su rendimiento, ya que su presencia en los medios y páginas rosa le superaron por completo.

Una de sus últimas y más sonadas polémicas fue en el año 2011 cuando protagonizó un accidente de tráfico en el que un chico de tan solo 15 años perdió la vida. Una situación parecida a la de 2014, cuando Odom fue detenido por conducir ebrio y bajo los efectos de la droga.

Lamar Odom fue un ángel caído, un talento innato, que sin duda, no supo superar todos los obstáculos que la vida le impuso y que le impidieron ser uno de los mejores jugadores de la NBA.