La primavera ha vuelto a la ciudad cuna del Renacimiento, pues la escuadra dirigida por el portugués Paulo Sousa tras vencer con claridad el pasado por al Atalanta (3-0), se colocó líder en solitario de la Serie A por primera vez tras dieciséis años.

De este modo, la Fiorentina que cuenta entre sus filas con varios españoles: Borja Valero, Joan Verdú, Marcos Alonso y Mario Suárez, sumó su quinta victoria consecutiva, alcanzando la cifra de 18 puntos.

Desde la temporada 1998/99, con el delantero argentino Gabriel Batistuta, Francesco Toldo como portero y el portugués Rui Costa como director y animador del juego de aquel equipo, no alcanzaba el liderato en solitario del Calcio.

Anuncios
Anuncios

No obstante, no siempre corrieron tiempos tan buenos para el equipo de la capital de la Toscana. No podemos olvidar la terrible situación financiera que sufrió la entidad a principios de este siglo, cuando en agosto de 2002 se disolvió el club. Afortunadamente, como si se tratase de un mecenas del renacimiento el alcalde de la capital de Florencia de aquellos años, Leonardo Domenici, refundó el club bajo el nombre de la Fiorentina 1926, con el propósito de que la ciudad no se quedase sin #Fútbol, el deporte amado en sus calles. Con el nuevo presidente Diego Della Valle el nombre del club se cambia de nuevo, pasándose a llamar Fiorentia Viola e inscribiéndose en la Serie C2  (similar a la Tercera División Española) para la temporada 02/03. Después de esta temporada,  el equipo ascendió, directamente, a la Serie B (Segunda División Española) por méritos propios y deméritos de otros equipos (debido al Caso Catania) y el presidente adquirió el antiguo escudo del equipo y cambia, otra vez, de nombre por el actual nombre de Associazione Calcio Firenze Fiorentina.

Anuncios

Posteriormente, al finalizar la temporada 2003/04 la Fiorentina disputó la promoción de ascenso a la Serie A frente al Perugia Calcio, imponiéndose a la escuadra de la capital de Umbría por un resultado global de 2-1 y recuperando su categoría apenas dos años después de su disolución.

Sus dos primeros años en la máxima categoría del fútbol italiano fueron discretos, aunque ya en la etapa de Cesare Prandelli firmarían grandes actuaciones entre las temporadas 2006/07 y 2008/09, apostando por un fútbol más vistoso, de combinación y elaboración que todavía hoy sigue siendo la seña de identidad del conjunto Viola que el año pasado llegó a las semifinales de la Europa League y que, actualmente, es líder con dos puntos más que el Inter de Roberto Mancini.