Estadio do Dragão. Champions. FC Porto- Chelsea FC. Sin ir más lejos, hace un año hubiera sido un partido más de la prestigiosa competición europea. Sin embargo, este año tenía todos los ingredientes perfectos para ser una noche de alta expectación y presión mediática: Casillas, Mourinho y un reencuentro. 

Nada más dar comienzo al partido, un disparo a media altura de Cesc Fábregas hizo que el guante del portero español resonara en todo el estadio y, poco después y a la carrera, Pedro se encontraba a solas ante Iker, que respondió con una gran parada, dejando una atónita expresión en la cara de José Mourinho y la sensación de "déjà-vu" de ese pie milagroso que años atrás ganaba un Mundial.

El Chelsea atacaba y el Porto se defendía en las ocasiones más críticas del encuentro, consiguiendo el 1-0 y sobreponiéndose al empate, que llegó cuando prácticamente se encaminaban hacia el túnel de vestuarios y del que Iker ha reconocido su propia culpa, de forma natural, en las redes sociales. 

El conjunto portugués saltó a la segunda parte, convencido de que tenía que lograr esa victoria y haciendo méritos para hacerse con ella, tal y como señalaría a posteriori el madrileño: "Muy contento por el equipo, la afición y hemos conseguido tres puntos importantísimos".

Anuncios
Anuncios

"Nos hemos mostrado muy bien, hemos hecho méritos para ganar estos tres puntos". "He tenido fortuna. Con el empate me daba tristeza porque no se merecía ese jarro de agua fría, pero hemos hecho lo difícil, superarnos".

En un agónico final, Maicon puso el 2-1 en el marcador que convirtió al Porto en el justo vencedor. Iker gritó de nuevo, desahogándose y sacando toda su rabia y felicidad. Quizá la sensación era mayor por la situación. Quizá por todo lo vivido. Quizá porque el rugido de la grada acompasaba el suyo propio. Quizá porque en esa grada blanquiazul estaban una treintena de sus amigos con su 12 a la espalda. Quizá porque el #Fútbol se lo debía.

Pero, por encima del morbo y sin alarde alguno-como de costumbre-, #Iker Casillas se convertía en el jugador con más apariciones en la Champions, superando con 152 partidos, el récord que hasta el momento tenía Xavi Hernández.

Anuncios

La misma semana en la que ha sido elegido en la web de goal, como el "mejor portero de siempre" en la #Champions League. Iker sonríe feliz, sin presumir de ello y deseando seguir sumando

Una leyenda que vive en la humildad, la honradez y por fin, en la tranquilidad.  Probablemente, el mejor ejemplo de que las leyendas nunca mueren, de que los obstáculos pueden superarse y recoger lo que se ha sembrado.

La recompensa es para aquellos que saben luchar por ella