Hace dos años, Lionel Messi y su padre, Jorge Messi, fueron acusados por fraude fiscal en los años 2007, 2008 y 2009. Hemos conocido que el delantero del #FC Barcelona ha sido exculpado por la Fiscalía de dicho delito.

Pese a que el padre del astro argentino asumiera toda responsabilidad del delito desde que se supo la imputación, la Audiencia de Barcelona mantuvo la acusación al jugador. Ahora, lo exculpan. Por el contrario, esta entidad pide una multa de dos millones de euros y 18 meses de presión para su padre. Esta petición se debe, presuntamente, al fraude de 4,1 millones de euros a Hacienda. "No resulta acreditado que su desconocimiento fuese intencionado para defraudar a Hacienda", dice la Fiscalía en su escrito.

Anuncios
Anuncios

En dicho documento la entidad pública concluye que era el padre del crack azulgrana quien tutelaba sus ingresos económicos y llevaba el control declarativo de éstos. Jorge, el padre del futbolista, decidió crear una sociedad domiciliada en paraísos fiscales mediante la cual, entre 2007 y 2009, no tuvo que tributar en España los beneficios recaudados gracias a la explotación de los derechos de imagen de su hijo. Dicha sociedad defraudadora se inició cuando Leo era menor, y prosiguió con dicha estafa pasada la mayoría de edad del crack argentino. “Fue quien siguió adoptando todas las decisiones relativas a la explotación económica”, cita el escrito de la Fiscalía.

Leo Messi, según recoge el escrito, firmó diferentes contratos siguiendo las distintas indicaciones de su padre, sin saber los fines fraudulentos de los beneficios conseguidos por dichos acuerdos.

Anuncios

La fiscal, a su vez, recuerda las declaraciones de Messi en el juicio, en el cual dijo que no leía los contratos que firmaba, tal y como apuntó su padre desde un primer momento. Además, encontramos en el documento emitido por la Fiscalía que “no cabe razonablemente inferir que por el hecho de firmar esos contratos, por indicación de su padre y siendo informado únicamente de su importe (...), el obligado tributario advirtió o pudo advertir su trascendencia fiscalmente defraudatoria".

Durante los dos años que se prolongaron las diversas investigaciones de los inspectores de la Agencia Tributaria dejan constancia en el informe que el jugador de fútbol no se había enterado de ninguno de los fraudes. Falta saber si el juez y la Abogacía del Estado deciden archivar la causa contra el jugador del FC Barcelona o, por el contrario, continúa imputado. Hasta el momento, sabemos que Leo Messi se tendrá que presentar en el juicio contra su padre en calidad de testigo.

 

 

 

  #Lionel Messi