El pasado martes 13 de octubre de 2015, a las 15:15 (hora Nevada), una empleada del burdel "Love Ranch" en Crystal, Nevada, avisó a las autoridades de que el exjugador se hallaba tendido en el suelo inconsciente, boca abajo, y echando espuma por la boca. Al seguir las indicaciones de los servicios sanitarios y ponerlo de lado "empezó a vomitar toda clase de cosas por la boca", en palabras de los testigos.

Lamar fue estabilizado y trasladado al hospital Desert View en la localidad cercana de Pahrump. Más tarde fue ingresado en el hospital Sunrise de Las Vegas, donde a día de hoy permanece en estado crítico, con ayuda de respiración asistida.

Anuncios
Anuncios

Según el dueño del local, Odom llevaba dos días de desenfreno en el local, consumiendo a un nivel prolongado grandes cantidades de cocaína, opiáceos y sustancias estimulantes sexuales, según la persona que llamó a las autoridades le había visto "consumir al menos 10 pastillas de suplementos de hierbas durante tres días", cuyo uso es equivalente a la Viagra y fue desaconsejado en marzo por la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA).

Las autoridades del condado están investigando con quién estuvo acompañado y si ingirió todas esas sustancias por voluntad propia, le han tomado muestras de sangre y el caso aún sigue abierto.

La vida de Lamar Odom está marcada de desgracias que han podido llevar a ésta situación, su madre murió de cáncer de colon cuando el tenía 12 años, y su padre, adicto a la heroína, lo abandonó.

Anuncios

Se quedó al cuidado de su abuela que también murió antes de que Lamar fuera mayor de edad. La última de sus grandes desgracias ocurrió en 2006 cuando su hijo Jayder de sólo 6 meses murió súbitamente.

El éxito tampoco tardó en llegar a la vida de Lamar Odom, pero ganó 2 campeonatos seguidos con los Lakers en 2009 y 2010, dando su mejor versión, a partir de ahí, Odom inició un declive deportivo y humano, volvieron las #Drogas a su vida con fuerza, hasta que en el 2013 ingresó en un centro de desintoxicación. Quedó limpio un tiempo, pero volvió a recaer, hasta que el pasado martes su cuerpo no pudo más.

Su ex pareja Khloé Kardashian ha estado con él en el hospital desde que ocurrió el incidente, a pesar de estar en trámites de divorcio y de que en palabras de la súper estrella "ella saca mi lado malo" y "ella me hizo rememorar los fantasmas del pasado y comenzó mi declive". #Baloncesto