La selección de Polonia ganó ayer a Irlanda por dos goles a uno, en un partido disputado que contó con las apariciones estelares de Krychowiak y Lewandowski. Los de Adam Nawalka batieron con solvencia a los pupilos de Martin O'Neill, que controlaron el partido pero se vieron inferiores en efectividad y ocasiones respecto a los polacos

Los locales se adelantaron en el marcador por mediación del mencionado Krychowiak. El mediocentro del Sevilla Fc, que hasta ahora lo ha jugado absolutamente todo en liga, batió a Randolph con un potente derechazo tras un saque de esquina en el minuto 13 de la primera parte.

No obstante, tres minutos después, Irlanda firmaba el empate después de que el turco Çakir señalase un penalti cometido por Pazdan por juego peligroso.

Anuncios
Anuncios

La jugada fue un tanto polémica, ya que la infracción se cometió en el límite del área de penal. De esta forma, el lanzador, Walters, ajustó el disparo a la izquierda de Fabianski, quien a pesar de acertar el lado no logró impedir que el balón llegase a las mallas.

Pero iba a ser el de siempre el que solucionaría el partido. Robert Lewandowski, que lleva una racha increíble, envió un cabezazo sublime al fondo de la red en el minuto 42. Un gol marca de la casa para 'Lewan', que se está reafirmando poco a poco como uno de los artilleros más fiables del #Fútbol europeo.

La segunda parte no dio para mucho: Irlanda retomó el control del partido, pero nunca llegó a inquietar al meta Fabianski. Por su parte, el árbitro decidió expulsar al irlandés O'Shea por doble amarilla en el minuto 92. El partido se saldó con cinco amonestaciones y una expulsión.

Anuncios

Los de Nawalka finalizan, de esta forma, en segunda posición tras Alemania, que también certificó su pase a la siguiente fase tras sufrir más de la cuenta ante Georgia. Los germanos ganaron por dos goles a uno a una selección a priori asequible, y olvidan así los fantasmas que les hizo recordar, precisamente, la selección de Irlanda. Por otro lado, Lewandowski finaliza la clasificación para la Eurocopa con unas cifras goleadores a la altura de su estado de forma: 13 goles en 10 jornadas.