En el #Fútbol, como en todo, hay malas rachas. No obstante, la inusual sequía del Liverpool (4 años sin ganar títulos, más de 10 sin conquistar una Champions League y 25 años sin lograr ganar una Premier League) añadida al pobre comienzo de esta temporada en la que ocupa el décimo puesto en la liga inglesa y no ha ganado un solo partido en la Europa League, propiciaron que el club de Merseyside destituyera al hasta entonces entrenador Brendan Rodgers.

El pobre juego ofrecido unido a la ineficacia de los dos grandes y costosos fichajes estivales (Benteke por 46 millones de euros y Roberto Firmino por 41 millones de euros) y del grueso de la plantilla ha causado que Rodgers, entrenador otrora aclamado por el famoso graderío de Anfield, The Kop, haya sido el principal objetivo de las críticas de unos aficionados que ya suspiran con ver a un nuevo y contrastado líder en el banquillo local de Anfield Road.

Anuncios
Anuncios

En principio los tres nombres barajados fueron Jürgen Klopp (ex-entrenador del Borussia de Dortmund ganador de 2 Bundesligas, 2 Copas de Alemania y una Supercopa de Alemania), Carlo Ancelotti (ex-entrenador de, entre otros equipos, Chelsea, Milan, Juventus y Real Madrid y ganador como entrenador de 3 Champions League y varios títulos nacionales) y Frank De Boer (Actual entrenador del Ajax de Ámsterdam, equipo con el que ha ganado 4 ligas holandesas y una Supercopa). No obstante, De Boer está actualmente al cargo del equipo holandés y Carlo Ancelotti ha manifestado recientemente que espera acabar el año sabático que se ha tomado para empezar a considerar ofertas, entre las que cabe destacar la del propio Liverpool, el Milán (otro grande en horas bajas y el equipo donde como entrenador y jugador ganó casi todo) y recientemente el Chelsea, equipo al que ya entrenó y que debido al mal comienzo de temporada del conjunto de José Mourinho podría plantearse el fichaje del entrenador italiano.

Anuncios

Por lo tanto, todo parece indicar que Klopp será casi con total seguridad el próximo entrenador del Liverpool. Para ello, sin embargo, el propio Klopp habría puesto como condición tener él el control total sobre los fichajes del equipo como ya hiciera en Dortmund, requisito que el equipo inglés habría aceptado.

Queda ver, pues, si finalmente se realiza este fichaje y si efectivamente Klopp consigue reflotar a los "Reds" y, con un poco de suerte, llegar a puestos europeos. Recordemos que el alemán, mediante una política de fichajes selectos e inversión en la cantera, consiguió varios títulos y llevó al Borussia de Dortmund a la final de la Champions League en 2013, objetivo que el equipo de la ciudad de los Beatles nunca ha dejado de perseguir.