Según confirma la BBC, el ex técnico del Borussia Dortmund será el reemplazo de Rodgers para llevar el timón del Liverpool FC. Tras un período intenso de negociaciones, puede llegar a cumplirse el sueño de la afición "red". 

El entrenador alemán, junto a su mano derecha Zeljko Buvac, aceptará el reto de un equipo que lo necesita más que nunca. Sin embargo, lo hará bajo unas condiciones que supondrán el control total del mercado, es decir, ejercerá la función de mánager, figura persistente en muchos de los grandes de Inglaterra. 

Hablamos de un técnico distinto que brilló con aquel Borussia de Lewandoski, Reus o Gotze y que brindó a todos sus aficionados una de las finales más emblemáticas para el #Fútbol alemán.

Anuncios
Anuncios

Pese a todo, su última temporada a cargo del equipo del Signal Iduna Park no se desarrolló como todos esperaban. Bajo un comienzo desastroso, el club de "los millonarios" consiguió maquillar ligeramente su situación y finalizó la temporada en el séptimo puesto, no obstante, en Merseyside confían en el teutón.

Los rumores acerca de la llegada de nombres como Carlo Ancellotti, el propio Klopp o incluso, en los últimos días, José Mourinho, mantienen desconcertada a una afición que exige equilibrio. La gestión de FSG (Fenway Sports Group), sociedad de inversión deportiva americana poseedora de todas las acciones del Liverpool FC,  está llevando al descontento a la gran mayoría de los fans. Todo comenzó con aquel fatídico resbalón del eterno capitán, Steve Gerrard, frente al Chelsea FC. Desde entonces, la atmósfera en los cimientos del equipo con más títulos del fútbol inglés, no es la misma. 

Comienza una nueva etapa en la ciudad de los Beatles y el director de orquesta será el míster germano.

Anuncios

Después del españolizado Liverpool de Rafael Benítez, seguido del mejor Gerrard, Luís García y Xabi Alonso en aquella inolvidable final de Estambul, con una remontada histórica que quedará por siempre grabada en la memoria de todo aquel que vivió el encuentro, las expectativas son altas y Anfield Road  está dispuesto a aceptar el reto.  #Mas deportes