A primera hora de la mañana de hoy, el medio de comunicación catalán, Catalunya Radio, ha anunciado que el ex jugador y ex técnico del Ajax y #FC BarcelonaJohan Cruyff,  sufre cáncer de pulmón. Un verdadera mala noticia para el mundo del #Fútbol, ya que Johan dejó una gran marca en el fútbol tanto en su etapa como futbolista como de manager.

A nivel de jugadores, fue uno de los mejores de los años 70. Con el Ajax ganó tres Champions Laeague de forma consecutiva. Así mismo fue protagonista de aquel Mundial de Alemania Federal en el año 1974. Esa gran final entre Alemania y Holanda es una de los partidos más recordados de este deporte.

Anuncios
Anuncios

En el verano de 1973 llegó al FC Barcelona,donde aunque solo consiguió ganar trofeos nacionales, maravillo a los aficionados con su visión de juego, su posición no fija, y sobre todo por hacer fácil lo que realmente era muy difícil. Pero si por algo destacó, es porque se convirtió en  el primer delantero en aprovecharse tanto de la amplitud como de la  profundidad del terreno de juego, es decir hizo otra funciones que ningún atacante, hasta ese momento no había hecho.

Hasta Pele ( de una década anterior) manifestó quedar maravillado con las grandes actuaciones de Cruyff. Ambos tuvieron la suerte de enfrentase en el año 1974. El encuentro correspondió a un partido de consolación del Trofeo Ramón Carranza entre el FC Barcelona y este partido fue de los últimos del astro brasileño. El equipo culé se llevaría aquel encuentro.

Anuncios

Pero como entrenador revolucionó aún más este deporte, con el llamado Fútbol Total ,elemento que lo aprendió de su maestro Rinus Michels. Su estilo estaba basado en un pressing intenso, los jugadores no tenía una posición fija, y el juego estaba repartido por todo el terreno de juego, cosa que hacía que el rival tuviese muchas dudas al no saber por dónde iban a ser atacados. Su máximo éxito en los banquillos, fue cuando el FC Barcelona levantó su primera Champions League de su historia en el 1994 ,ante la Sampdoria en el antiguo Estadio de Wembley.

Pero todos los éxitos anteriores, no son nada comparado con el fallo cardíaco que sufrió en el año 1991. La ansiedad y los nervios acumulados en el fútbol le pasaron factura, pero él fue fuerte y supo salir de aquella situación. Ahora por cosas del destino, tendrá que enfrentarse a otra enfermedad, cosa a la que que yo  le llamo la segunda gran final de su vida. Espero que también esta vez Cruyff salga vencedor, y aguante una vez muchos más. Pese a que llevo años fuera de los banquillos, la opinión de alguien con tantos conocimientos futbolísticos siempre sirve, ya que puede ver algo que pocos ve pero que realmente existe. ¡Ánimo Johan!