Fin de semana intenso y positivo para los tenistas españoles en el abierto de #Tenis de Pekín, uno de los últimos de la temporada antes de la disputa del Masters que reúne a los ocho mejores tenistas del mundo según el ranking ATP y WTA.

Si alguien merece una mención especial es sin duda Garbiñe Muguruza. La tenista nacida en Caracas y nacionalizada española, se está convirtiendo a pasos agigantados en una de las mejores tenistas de todo el circuito. Con la victoria ante Radwanska, Muguruza se mete en su segunda final consecutiva, tras la conseguida la semana pasada en el torneo de Wuhan (China), dónde tuvo que retirarse sin poder disputar el título por unas molestias estomacales.

Anuncios
Anuncios

Esta vez se verá las caras con la suiza Timea Bacsinszki, quién también lucha por un puesto en el torneo de Masters del final de temporada que tendrá lugar en Singapur.

Esta vez, y tras un partido emocionante ante una de las 'top 10' del ranking, la polaca Radwanska, la hispano-venezolana tuvo que remontar la primera manga para poder alcanzar la final en Pekín, y disputar así la que será la tercera final de una temporada en la que no ha hecho más que crecer. Y es que aunque el partido se puso feo en el primer set, Muguruza supo reponerse y desplegó sus grandes cualidades en la pista, convirtiéndose en un ciclón para su oponente que no supo contener la fuerza de la tenista española y se vio superada por un resultado final de 4-6, 6-3 y 6-4.

Y es que Garbiñe sigue de dulce, ya que esta misma semana, en la que ha cumplido 22 años, ha celebrado su clasificación para el Masters de Singapur, dónde se darán cita las ocho mejores tenistas del ranking WTA – a excepción de la número 1 del mundo, Serena Williams, que será baja para recuperarse de las distintas lesiones que arrastra de la temporada –.

Anuncios

De este modo, Muguruza sigue el camino que años atrás iniciaron Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez, y se convierte, a pesar de su juventud, en una de las apuestas más seguras del tenis español para los próximos años, y en la primera española, tras 14 años, en alcanzar el torneo de 'maestras'.

Nadal vence a Fognini y se verá las caras de nuevo con Djokovic

Rafa Nadal, por su parte, también consiguió alcanzar la final del torneo de Pekín al vencer en la semifinal al italiano Fabio Fognini, quién se había convertido en su 'bestia negra' al ganarle en tres enfrentamientos entre ambos durante este 2015. Pero esta vez, y a pesar de las dudas generadas en su juego en los últimos meses, Nadal mostró su mejor versión y se impuso en dos sets (7-5 y 6-3), para meterse así en la que será su primera final en pista dura desde el Masters 1000 de Miami en el mes de marzo de 2014.

No lo tendrá fácil el jugador balear, ya que enfrente estará el incontestable número 1 del mundo, el serbio Novak Djokovic, que se ha impuesto en los dos duelos anteriores a Nadal durante esta temporada (Montecarlo y Roland Garros) y que buscará su sexto título en China – cuarto consecutivo – ante el jugador que más veces le ha derrotado en su carrera.

Anuncios

Rafa Nadal, que viene de pasar uno de los peores años de su carrera profesional en cuanto a resultados, sabe que no se trata de un título más, y que gran parte de sus aspiraciones para participar en el torneo de maestros que se disputará en Londres en el mes de noviembre, pasan por alzarse con el que sería su cuarto título en 2015 tras los conseguidos en Buenos Aires, Stuttgart y Hamburgo, éste último a principios del mes de agosto. #Rafael Nadal