Llegado el pasado verano de la Sampdoria italiana y tras completar una sensacional temporada junto a Nicolás Otamendi en el eje de la zaga, Shkodran Mustafi se ha convertido en el líder de la defensa valencianista tras el traspaso del argentino al Manchester City. El zaguero germano es una de las pocas notas positivas del inicio de temporada de los de Nuno Espirito Santo. Referente dentro y fuera del campo,  a sus 23 años ha sonado en las últimas semanas para reforzar la defensa de equipos como el #Fútbol Club Barcelona o el Bayern de Munich.

Y es que el jugador, a pesar de su juventud, ya ha competido en tres ligas de máximo nivel como la Premier League, la Serie A italiana y la Liga BBVA.

Anuncios
Anuncios

Además, es un fijo en las convocatorias de Joachim Löw y se proclamó campeón del mundo con la selección germana el pasado año en el Mundial de Brasil. Su fuerte envergadura, su buen manejo de balón y su capacidad de liderazgo lo convierten en uno de los defensores con más proyección del fútbol mundial.

Contrato hasta 2019

En #Valencia están tranquilos puesto que Shkodran tiene contrato en la capital del Turia hasta junio de 2019 y una cláusula de 50 millones. El problema puede estar en el bajo salario que percibe el jugador, en torno a los 800.000€ anuales. Muy lejos de otras incorporaciones de la pasada temporada como Enzo Pérez o Álvaro Negredo o de recientes renovaciones como el argentino Piatti o el capitán Dani Parejo. Si continúa su progresión, no es de extrañar que tanto él como su agente llamen a las oficinas del club de Mestalla pidiendo una revisión de contrato que, visto lo visto, parece totalmente merecida.

Anuncios

Por otro lado, el jugador ha reiterado en multitud de ocasiones su deseo de continuar en el Valencia por su facilidad de adaptación a la ciudad y la posibilidad que le ha brindado el club de participar en la Champions League y de asentarse en la selección alemana.

Nacido en Alemania pero de origen albanés

Tras la histórica clasificación de Albania para la Eurocopa de Francia, su seleccionador Gianni de Biasi confirmó que Shkodran Mustafi era uno de los jugadores a los que había llamado para intentar convencer de que se enrolaran en el proyecto del combinado balcánico. Nacido en la localidad alemana de Bad Hersfeld, en el seno de una familia albanesa, en 2014 fue convocado casi al mismo tiempo por ambas selecciones tras su sensacional inicio de campaña con la Sampdoria. Tras decantarse por el combinado alemán se generó cierto malestar en Albania, llegando incluso a tildar de traidor al joven zaguero. Un año después, tras haber entrado a última hora en la lista definitiva de Alemania para el Mundial por la lesión de Marco Reus, está completamente asentado y siendo utilizado por el preparador alemán como defensa central o lateral derecho.

Anuncios

Objetivo: Olvidar a Otamendi

Tras la polémica salida del internacional argentino, Mustafi ha dado un paso adelante asumiendo el papel de líder de la zaga valencianista y se ha convertido en un auténtico ídolo para la siempre exigente grada de Mestalla. Las llegadas de Aderllan Santos, procedente del Braga y de Aymen Abdennour, unidas a la continuidad del joven Rubén Vezo y el polivalente Lucas Orbán deben hacer olvidar a la afición valencianista el desempeño, la garra y los goles de Nicolás Otamendi la temporada pasada. 

  #Liga