El #Valencia Basket Club venció fuera de casa (82-88) en el debut de la Liga Endesa al todopoderoso #Real Madrid, campeón de la liga y la Euroliga la temporada pasada, para reivindicarse como uno de los equipos a tener en cuenta para este curso liguero que acaba de comenzar.

Es pronto para hacer valoraciones y hay que tener en cuenta el cansancio acumulado por el conjunto dirigido por Pablo Laso, pero los refuerzos estivales de Valencia hacen prever que será un candidato muy a tener en cuenta a lo largo de la temporada. Pese a verse superado en algunos momentos por el poderío y la calidad del Real Madrid, el conjunto “taronja” comandó el juego y pudo vencer por un resultado mucho más cómodo.

Anuncios
Anuncios

El inicio de partido fue fulgurante por parte del conjunto local, que supo marcar el ritmo de juego basado en la velocidad de Sergio Llull y el dominio bajo aros del mejicano Ayón. Pero la salida desde el banquillo del pívot montenegrino Bojan Dubljevic, apoyado en su compañero en la pintura, el incorporado Justin Hamilton, hicieron que el marcador volviera apretarse para finalizar el primer cuarto en un ajustado 20-17 a favor del conjunto madrileño.

El segundo cuarto fue de total dominio de Valencia. El equipo dirigido por Pedro Martínez, quien también se estrena a los mandos del conjunto de la capital del Turia, dio la vuelta al marcador y afianzó su ventaja gracias a la sólida defensa – dejó al Real Madrid en 15 puntos – y al acierto desde la línea de 3 puntos, con unos inspirados Van Rossom y Rafa Martínez, a los que se sumó Dubljevic, un auténtica pesadilla para los jugadores blancos.

Anuncios

Así, la diferencia al descanso fue de 8 puntos a favor de Valencia.

Reacción blanca en la segunda mitad frenada por Dubljevic y Hamilton

El inicio de la segunda mitad fue calcado al del primer cuarto. El Real Madrid, tocado en su orgullo, tiró de casta para reducir la diferencia y situarse a solo un punto de Valencia BC, quien a su vez también supo reaccionar gracias a su pareja interior. El intercambio de golpes fue continuo y el marcador se mantuvo igualado hasta el final del tercer cuarto. Solamente un triple sobre la bocina del “Chacho” Rodríguez permitió al Real Madrid afrontar los últimos diez minutos de partido con una pequeña ventaja (62-60).

En el último cuarto de partido, y tras un intercambio de canastas entre ambos equipos, emergió la figura del pívot Justin Hamilton, jugador fichado por Valencia este mismo verano y que no dudó en asumir los galones en las últimas jugadas del encuentro para decantar la balanza a favor del conjunto “taronja”. Entre Hamilton y Dubljevic, pareja interior de Valencia BC, sumaron 47 de los 88 puntos de su equipo, haciendo imposible los últimos esfuerzos por parte de Llull y Rudy Fernández de darle la vuelta al marcador.

Anuncios

Con esta derrota, el Real Madrid inicia la defensa del título de la Liga Endesa con un tropiezo en su cancha ante un rival que ha mostrado sus credenciales para ser una de las alternativas más fiables al propio Real Madrid y al FC Barcelona, favoritos un año más al título. #Baloncesto