El Santos ha pedido a la FIFA la suspensión de Neymar por seis meses por el posible incumplimiento de contrato, denunciado el día que se dieron a conocer las verdaderas cifras del fichaje del Barça.

El diario brasileño 'O Globo' informa de que el club brasileño no cumplió las condiciones de traspaso que rezaba en el contrato firmado.

Según la misma fuente, ahora solo depende de la FIFA la decisión de sancionar al once culé .

Según el diario 'Globosporte', el Santos reclama hasta 55 millones de euros al club catalán.

Para el Santos, es una informalidad del artículo 17 del Reglamento de Traspaso de Jugadores de la FIFA, acerca de ruptura de contratos.

Anuncios
Anuncios

Este artículo dice que en caso de incumplimiento, se compensará económicamente al Santos y una sanción al jugador de cuatro a seis meses, en caso de que haya complicaciones.

En la demanda impuesta por el Santos se dice: “Por tanto, Neymar Jr. violó los artículos 17 (3), 17 (5) del RSTP y el artículo 62 del Código Disciplinario de la FIFA, considerando la mala fe de Neymar Jr y todas las otras circunstancias agravantes, entre las que se incluyen múltiples violaciones de los estatutos de la FIFA y de sus reglamentos durante el periodo protegido, el jugador debe ser sancionado con una inhabilitación de seis meses para actuar en cualquier partido oficial de acuerdo con el artículo 17 (3) del RSTP. Además, de acuerdo con el artículo 62 (4) del Código Disciplinario de la FIFA, el jugador debe quedar sujeto al embargo de todos los emolumentos –directa o indirectamente- recibidos como parte del traspaso de sus derechos económicos federativos”

El presidente del club brasileño, Modesto Roma, quien llegó a llorar al preguntarle por el caso no quiso comentar nada al respecto.

Anuncios

Anterior a la demanda al Barcelona, el Santos ya padeció un encontronazo en su querella. El club demandó al Barcelona, al padre de Neymar, Neymar Da Silva, y a su empresa, Neymar Sport e Marketing. Ahora sólo están contra las cuerdas el jugador y el club en el que milita.  #Corrupción #Fútbol #Deportes Barcelona