Ever Banega se formó en las categorías inferiores del Newell´s, siendo juvenil, se marchó al Boca Juniors. En 2007, con tan solo 18 años, se proclamó campeón del mundial sub 20 y posteriormente, en 2008, se proclamaría campeón olímpico. Además, el futbolista argentino se consagró como mediocentro titular en Boca Juniors. Tras disputar el Mundialito de clubes, despertó el interés del Real Madrid, la Juventus de Turín, y el FC Barcelona entre otros grandes clubes.

Finalmente, el Valencia se hizo con sus servicios en enero de 2008, pagando por su fichaje, nada más y nada menos que 26 millones de dólares. La meteórica carrera de Ever Banega parecía no tener techo.

Anuncios
Anuncios

Tras una primera temporada de adaptación, Unai Emery, técnico del Valencia aquella temporada, decidió que lo mejor para el desarrollo del futbolista sería una cesión. El futbolista se marchó cedido al Atlético de Madrid durante una temporada, que le sirvió para adaptarse a la #Liga española. Posteriormente, regresó al Valencia para reecontrarse con Unai Emery.  Banega tuvo un papel protagonista esa primera temporada aunque sin llegar a ofrecer todo lo que esperaba de él. A partir de ahí, la carrera del jugador argentino no progresó lo esperado y se acabó estancando. Solía ser noticia fuera de los terrenos de juego más que dentro de ellos. Incluso, en el colmo de los despropósitos, se lesionó gravemente con su propio vehículo, tras olvidarse de accionar el freno de mano, en 2012. En su última temporada como valencianista fue cedido en el mercado de invierno al Newell´s argentino.

Anuncios

Antes de comenzar la temporada 2014/2015, el Valencia, desesperado por el bajo rendimiento y su poca disciplina, le buscaba una salida con urgencia. Cuando parecía que se marcharía de vuelta a la liga argentina sin haber cuajado en Europa, se cruzó en su camino el Sevilla. Unai Emery conocía bien al argentino, no dudaba de su calidad y pensaba que podría enderezar su carrera. También era un futbolista muy del agrado de Monchi, el director deportivo sevillista. El Sevilla consiguió su fichaje por poco más de dos millones de euros.

Banega, a sus 26 años, sabía que se encontraba ante su última oportunidad de triunfar en Europa. El futbolista cambió radicalmente sus malos hábitos y aprovechó la oportunidad. El argentino llegaba al conjunto sevillista con la difícil tarea de sustituir a Iván Rakitic. Banega consiguió que los aficionados sevillistas se olvidaran pronto del croata, cuajando una excelente temporada, en la que jugó 49 partidos oficiales, marcando 3 goles y en la que se erigió como el gran cerebro del Sevilla, que consiguió la cuarta Europa League de sus vitrinas.

Anuncios

Ahora, afronta su segunda temporada en el club, totalmente revalorizado. El argentino es el verdadero timón del juego de los sevillistas. Además, se está destapando en su faceta goleadora. Banega, a sus 27 años, se encuentra en su plena madurez futbolística y en el mejor momento de su carrera, siendo titular indiscutible en la selección argentina. Su despliegue de talento y calidad no está pasando desapercibido para los grandes clubes de Europa y es que el argentino es, sin duda alguna, lo que hoy denominan un "jugón" de los buenos... #Champions League #Deportes Sevilla