El campeón, no tan campeón ya, comenzó la pasada noche la Euroliga perdiendo, sumándose así la quinta derrota consecutiva a su marcador. El Madrid, muestra signos de cansancio, que busca desesperadamente resurgir de entre sus cenizas, algo que le está constando demasiado.

El Khimki controló la pelota durante todo el partido, ante un patidifuso #Real Madrid, quien reflejó un semblante casi inerte ante un equipo en auge, con garra y virtuosidad, mostrando ganas y coraje para llegar a Berlín. Un sueño que quedó muy lejano ayer para el equipo de Laso.

Sin fluidez, sin calidad, sin defensa ni rebote, salvo alguna aparición mágica de Rudy, y nunca mejor dicho lo de mágica ante la poca chispa de su equipo, el Khimki cogió 15 rebotes en el aro, de forma que el campeón empezó a caer cuesta bajo y sin frenos desde el primer cuarto.Reyes, estuvo muy desacertado durante todo el partido, algo que provocó que lo sustituyeran en breves.

Anuncios
Anuncios

Por su parte, Hernángómez junto con Rudy, jugaron buenos momentos, el primero sobretodo en el ataque. Llull también hizo buenas apariciones, sin embargo, esto no impidió que el equipo local los superase.

El jugador del Khimki Augustine, estuvo imparable con diez puntos y siete rebotes. La entrada de Shved, el jugador mejor pagado de Europa y que proviene de la NBA, también fue providencial para los locales, al contrario que para el Real Madrid, anotando en pocos minutos dos canastas de dos y un triple. La magia de los jugadores del Khimki y la mala racha de los campeones provocaron que el partido se fuese al descanso del tercer cuarto con un marcador no del todo humillante para el Real Madrid (43-32).

A la vuelta del descansó, y para pena de muchos, el “status cuo” del partido seguía igual.

Anuncios

El Real Madrid defendió algo mejor, pero la forma de ataque dejaba mucho que desear, acabando con 70 puntos en el marcador, muy poco para lo que nos tenía acostumbrados.

El próximo día dieciocho disputará su segundo partido de liga, esperamos ver esa sabiduría, pasión, profesionalidad y compromiso a la que nos tenía acostumbrados.

  #Baloncesto #Deportes Madrid