El 28 de octubre de 1973 Johan Cruyff debutaba en un partido jugado en el Camp Nou frente al Granada. Llegaba procedente del Ajax de Ámsterdam, club en el cual había debutado con tan solo 17 años y en el que disputó 328 partidos anotando 246 goles. Además de los goles, la etapa de Cruyff en Holanda se caracterizó por los éxitos colectivos. Antes de recalar en el equipo azulgrana ya había ganado 6 Eredivisie, 4 Copas de los Países Bajos y 3 Copas de Europa (dos de ellas consecutivas).

Por aquel entonces el Barça estaba en una situación delicada: penúltimo en la clasificación, además de llevar ya catorce años sin ganar una Liga.

Anuncios
Anuncios

Poco a poco la situación del equipo fue mejorando y bajo la batuta de El Flaco finalmente logró conquistar el tan ansiado título de Liga, el noveno de la historia azulgrana. De esa temporada los aficionados culés recuerdan especialmente la goleada que endosaron los pupilos de Rinus Michels al Real Madrid en su estadio (0-5).

Pese a que en las tres temporadas posteriores, la 74-75, la 75-76 y la 76-77, el Barça no consiguiera grandes resultados, Cruyff siguió siendo el faro a seguir que guiaba al equipo. En su última temporada como jugador del conjunto catalán, logró conquistar la Copa del Rey. Una vez terminada la temporada 77-78, Cruyff dejó el club azulgrana, en parte debido a los problemas con la directiva culé. Cruyff estuvo cinco temporadas vestido de azulgrana, temporadas en las que jugó 184 partidos marcando 51 goles.

Anuncios

Después de dejar el Barça, el holandés decidió probar suerte en la MLS (Major League Soccer) y recaló en las filas de Los Ángeles Aztecs en los que estuvo una sola campaña. En la temporada siguiente fichó por el Washington Diplomats, equipo en el que estuvo dos campañas. Una vez dio por finalizada su aventura norteamericana Cruyff regresó a España para jugar con un equipo azulgrana, pero esta vez el equipo era el Levante.

En el conjunto granota no tuvo mucho protagonismo, sólo jugó 10 partidos. Cuando concluyó su etapa como levantinista, Cruyff volvió a sus orígenes, regresó a Holanda y al club que le vio nacer como futbolista profesional, al Ajax de Ámsterdam. Jugó en las filas del conjunto holandés durante dos años, entre 1981-1983. Su último equipo fue el Feyenoord, club en el que se retiraría en el año 1984.  #FC Barcelona #Efemérides