Un equipo extraordinario

Seguramente pocos dudan en afirmar que el Barcelona es el mejor equipo del siglo XXI, el más ganador y lujoso de la actualidad.

Pero el Barça no sólo revolucionó una época y sigue cautivando al planeta con sus actuaciones brillantes, reinventándose de manera magistral, si no que para muchos es considerado el mejor de todos los tiempos, superando incluso a conjuntos memorables como el Brasil de 1970 (con Pelé, Rivelino, Tostao, Gerson y Jairzinho como figuras), el notable Real Madrid de la década del 50, el Ajax del 60, el Santos de Pelé, la “máquina de River” del 40, el Independiente multicampeón de la Libertadores y tantos otros equipos descomunales.

Anuncios
Anuncios

El origen del éxito

Pep Guardiola, muy reconocido por los simpatizantes del Barça tras su paso como jugador en la década del 90, llegó a la dirección técnica en 2008. Desde ese año edificó un estilo de juego revolucionario, lujoso, eficaz, contundente y vistoso que lo llevó a la cima futbolística en reiteradas ocasiones.

Con Messi como extraordinaria figura junto a Iniesta y Xavi y una serie de notables jugadores, el conjunto español fue deslumbrando al mundo con su estilo de juego y la cantidad de títulos logrados.

A partir del 2009, los éxitos, triunfos y campeonatos se fueron multiplicando de un modo lujoso y arrollador. El planeta se relamía con cada intervención de Messi, con cada espectáculo brindado.

 En ese mismo 2009, el Barcelona lograría un tricampeonato histórico para el fútbol español (Champions League, la Liga española y la Copa del Rey) y luego vencería en la final del mundial de clubes por 2-1 a Estudiantes de La Plata, en un encuentro muy digno por parte de los argentinos, que estuvieron 1-0 en el marcador durante casi todo el partido.

Anuncios

 El Barcelona se cansó de lograr éxitos, Messi fue elegido año tras años como el mejor jugador del mundo y el periodo fue excepcional hasta el retiro del técnico, que oficializó su salida del club en 2012.

La reinvención de Luis Enrique

Pero, al margen de la ida de Guardiola, que ocasionó un cierto proceso de restructuración en el club, con la llegada de Luis Enrique y la conformación de un tridente ofensivo inigualable como Messi-Neymar-Suarez (el más envidiado y cotizado en la actualidad), volvieron los éxitos rotundos y categóricos. Otra vez se coronó en la Champions League, otro título en la liga y nuevas hazañas para celebrar con su público.

 Después de cuatro años y tras derrotar 3-1 a Juventus con goles de Rakitic, Suarez y Neymar, el equipo Catalán vuelve a jugar un Mundial de Clubes y tiene como principal rival a River, en una hipotética final que se vislumbra como apasionante.

Con un presupuesto desorbitante, jugadores de élite y un estilo de juego vistoso y efectivo, se perfila como un ganador indiscutido de cualquier certamen.

  #FC Barcelona #Fútbol #Lionel Messi