La fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 en Sudamérica comenzó con grandes partidos. Los más sorprendentes, para bien, fueron Chile y Ecuador, mientras que #Brasil y Argentina decepcionaron el comienzo de las eliminatorias de la Conmebol. 

Con una derrota (ante Ecuador) y un empate (ante Paraguay), Argentina sólo ha sumado un punto en esta fase de clasificación y firmó su peor arranque en el camino hacia la Copa del Mundo. Por su parte, Brasil logró una victoria en sus dos partidos, pero fue ante Venezuela, una selección que se quedó en blanco en sus dos compromisos. Esto es una seña de que las dos grandes potencias futbolísticas del continente sudamericano dejan muchas dudas cuando sus principales figuras, #Lionel Messi (Argentina) y Neymar (Brasil) no están sobre el césped. 

Desde hace mucho tiempo ya Brasil y Argentina no son lo mismo.

Anuncios
Anuncios

Atrás quedaron esas generaciones doradas con nombres como lo de Hernán Crespo, Gabriel Omar Batistura, Ronaldo, Ronaldinho o Adriano, futbolistas que con sólo saltar al campo ya ponían a sus selección 1-0 en el marcador. Las nuevas generaciones y especialmente los nuevos técnicos no han sabido manejar a las selecciones, aunque es cierto que los resultados de la albiceleste en los últimos mundiales y la última Copa América ha sido sustancialmente mejor que los de Brasil. 

Nuevas figuras el polo opuesto lo protagonizan Ecuador o Chile. La selección del altiplano ha sabido reinventarse después de una mala Copa América 2015 y ya tiene seis puntos en su casillero, lo que le pone por delante de los que pueden ser sus rivales directos en la lucha por un cupo hacia la gran cita futbolística del mundo que se celebrará en 2018.

Anuncios

La buena gestión ha llevado a Ecuador a ser una potencia participando en dos de los últimos tres mundiales, haciendo de Quito, su campamento base, una fortaleza infranqueable. 

Si los ecuatorianos son protagonistas, le selección de moda en Sudamérica es Chile. El combinado de Jorge Sampaoli afronta este camino con la Copa América, la primera de su historia, bajo el brazo y no ha tardado en imponerse a sus rivales. Dos triunfos solventes (2-0 ante Brasil y 3-4 ante Perú) hacen que el 'La Roja' sea el rival a batir en las eliminatorias sudamericanas. La explosión definitiva de Alexis Sánchez o Arturo Vidal, la conducción de Jorge Valdivia y la seguridad de Claudio Bravo, jugador del Barcelona, son los principales artífices de este buen momento que está atravesando el Campeón de América. 

Uruguay es la otra selección que tuvo un comienzo envidiable. La solvencia de Godín, extrañamente a la hora de marcar goles, ha sido vital en las dos victorias obtenidas por el conjunto charrúa. Cuando Luis Suárez, jugador del Barcelona, regrese a la disciplina de la selección, Uruguay reforzará su condición de incontestable en ese continente.  #FC Barcelona