Tras el fiasco de Singapur, la escudería Mercedes calmó las aguas y puso de nuevo los puntos sobre las íes. Y es que carrera tras carrera los dos pilotos de la firma alemana se encargan de demostrar su insultante superioridad ante unos rivales que poco o nada pueden hacer por lucharles la victoria.

En el GP de Suzuka la victoria fue para Lewis Hamilton, que además de igualar en triunfos a una leyenda como Ayrton Senna (41), da un paso más hacia su tercera corona de campeón mundial, aventajando ya en 48 puntos a su máximo rival, y a la vez compañero de equipo, Nico Rosberg. Y es que aunque el alemán partiera desde la pole, el piloto inglés aprovechó un pequeño resquicio en la salida para alcanzar la primera plaza, lugar que ya no abandonaría hasta ver la bandera a cuadros.

Anuncios
Anuncios

Rosberg, por su parte, tuvo que luchar con Bottas y Vettel para lograr la segunda posición, y así evitar que la sangría de puntos fuese mayor.

Pero si Mercedes alcanzó el cielo en Japón, Alonso tuvo que descender una carrera más a los infiernos. Y esta vez no pudo aguantar más y explotó contra su equipo, el McLaren Honda, que además corría en casa. Aunque el piloto español realizó una buena salida, dónde recuperó hasta cuatro posiciones hasta rodar en noveno lugar, el transcurso de las vueltas le devolvió a la realidad, y se vio superado por todo aquél monoplaza que cuenta con un motor con una mayor potencia que el de su Honda.

"Es vergonzoso. Este es un motor de GP2"

Durante y tras la carrera, el piloto asturiano cargó duramente contra los responsables de su equipo, ya que la falta de potencia de su motor Honda le perjudica gravemente en el transcurso de cada gran premio.

Anuncios

Este problema, sumado a la falta de fiabilidad, desemboca en un monoplaza sin prestaciones y sin opciones de luchar por cotas más altas, a las que Fernando Alonso está acostumbrado.

En declaraciones posteriores a la finalización de la carrera, el bicampeón del mundo reconoció sentirse frustrado por tener que luchar con coches que, sobre el papel, son muy inferiores a su McLaren-Honda. Una situación incómoda para el piloto español y para su propio equipo, ya que tras 14 pruebas del Mundial, el monoplaza de #Fernando Alonso no ha experimentado ninguna mejoría y ni siquiera ha podido acercarse a las posiciones que dan acceso a los puntos, obligándole a tener que abandonar en siete de las carreras disputadas hasta el momento, una cifra muy similar a la de su temporada de debut con el Minardi en el año 2001. #Fórmula 1 #Automovilismo