La selección española tardó apenas unos segundos en anotar su primera canasta. Subieron el nivel defensivo y el equipo anotó 20 puntos en transiciones rápidas. España llegó a tener un porcentaje de tiros de 3 del 70% en determinados momentos del partido. Los jugadores sabían de la importancia de este encuentro después de la derrota ante Serbia y no fallaron.

España dominó el ritmo de juego en la medida que Turquía no supo oponer resistencia y, cuando eso sucede, los jugadores se gustan. De nuevo aparecieron como líderes destacados Pau Gasol (21 puntos y 7 rebotes) y desde el banquillo un otra vez "todo-lo-hago-bien" Felipe Reyes (12 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias).

Anuncios
Anuncios

La selección supo encontrar en los toscos interiores turcos su punto más débil, por lo que una vez cargados de faltas la zona rival fue un coladero para los españoles. Sólo en el inicio un jóven Osman (9 puntos, 4 rebotes y 1 asistencia) demostró cierto descaro, aunque rápidamente desapareció en la segunda mitad. A partir de ahí, los puntos de Mahmutoglu (12 puntos y 1 asistencia) y de Ilyasova (15 puntos y 1 rebote) evitaron un marcador aún más abultado si cabe.

La única nota negativa de la noche fueron los once tiros libres errados por el combinado español, aunque en la valoración general el porcentaje de tiro subió hasta el 62%. Destacó hoy también el aporte de San Emeterio (10 puntos, 2 rebotes y 4 asistencias) y de Hernangomez (11 puntos y 6 rebotes), además del de Pau Ribas (8 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias) que secundó a un inspirado Sergio Rodríguez (14 puntos, 2 rebotes y 5 asistencias).

Anuncios

El partido fue plácido para los de Scariolo desde el inicio del partido y rebajará la tensión con respecto a los próximos encuentros. A pesar de ello, España haría bien en no confiarse, pues Turquía no se asemejó en absoluto a lo que se espera de un equipo compitiendo en un torneo internacional. Por ello está por ver aún si el juego dinámico, alegre y vistoso que hoy se dió puede repetirse ante un rival de verdad. Lo sabremos el próximo martes ante una Italia que tampoco puede perder. #Baloncesto